Accidentes en casa, habituales y peligrosos

Caídas, quemaduras, atragantamientos o intoxicaciones en el hogar provocan más muertes que la carretera.

Suponen la cuarta causa de muerte en la UE, solo por detrás del cáncer, las patologías del corazón y las enfermedades cardiovasculares. De hecho, cada 24 segundos se produce un incidente de este tipo en nuestro entorno, predominando las caídas, que representan casi la mitad de estos siniestros. Completan este ranking cortes, hemorragias, quemaduras, atragantamientos, intoxicaciones alimentarias o envenenamientos, sin olvidar las lesiones o dolores musculo-esqueléticos por la realización de las labores de la casa y la adopción de malas posturas.

A destacar que no todos los miembros de la familia tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente. Son tres los colectivos son más proclives a ello:, los niños menores de 5 años, las personas mayores de 65 y las amas de casa, sobre todo aquellas que han superado los 45 años.

En cuanto a los lugares donde se producen más incidentes de este tipo, la cocina es una de las estancias más peligrosas, seguida por el cuarto de baño, el dormitorio, la sala de estar y el jardín.

¿Qué hacer cuando suceden?

En caso de accidente es fundamental actuar rápidamente y de la forma más adecuada. Disponer de un botiquín de primeros auxilios resulta imprescindible. En su interior, todo debe estar ordenado y etiquetado, con una lista de los teléfonos de urgencia de la zona. El contenido básico lo forman antisépticos, material para curas y fármacos. El botiquín no ha de tener cerradura y se debe colocar fuera del alcance de los niños. Conviene que, para evitar que se alteren, los medicamentos se guarden bien cerrados en un lugar fresco, seco y oscuro.

En cuanto a la prevención, hay que tener en cuenta que para evitar quemaduras es preciso manipular los objetos calientes con guantes y mantenerlos fuera del alcance de los niños; las caídas se previenen quitando las alfombras y procurando no encerar los suelos si hay pequeños o personas mayores. En cuanto a las bañeras, es aconsejable usar alfombrillas antideslizantes y, sobre todo, colocar pasamanos para las personas mayores.

Los golpes, cortes y aplastamientos se pueden eludir equipando el hogar con muebles de cantos redondeados, guardando los objetos cortantes, fijando bien los elementos de decoración y dejando los lugares de paso libres de obstáculos.

dra.mayoDRA. BLANCA MAYO AZCÁRRAGA
Médico de IMQ, especialista en Medicina General del Centro IMQ Amárica