Diabetes mellitus, recomendaciones dietéticas

La diabetes mellitus es una patología crónica que se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en sangre. La hormona, llamada insulina, que producimos todos los seres humanos en el páncreas es la encargada de transportar la glucosa que proviene de los alimentos que consumimos al interior de las células. Allí se combustiona la glucosa generando la energía para el buen funcionamiento de los músculos y tejidos del cuerpo humano.

Las personas que sufren diabetes mellitus tienen un exceso de glucosa en sangre debido a que su páncreas no sintetiza o produce la cantidad suficiente de la hormona insulina (diabetes tipo 1) o esta no funciona bien en las células (diabetes tipo 2) por lo que la glucosa no se distribuye de manera adecuada en las células y se acumula en la sangre. En España casi el 14% de la población tiene esta enfermedad que deriva en problemas graves de salud.

¿Qué tipos de diabetes existen?

La diabetes o diabetes mellitus se puede dividir en dos tipos:

  • Diabetes mellitus tipo 1
    Aparece normalmente en niños y jóvenes y es considerada una enfermedad autoinmune, es decir, que el sistema del cuerpo humano que se encarga de combatir las infecciones del organismo se vuelve en contra del mismo cuerpo. El sistema inmunológico, ataca, por tanto, a las células del páncreas que producen la insulina. Por tanto, no se produce la suficiente cantidad de esta hormona y los niveles de azúcar en sangre se vuelven peligrosamente altos.
    Se desconocen las causas exactas del origen de la diabetes tipo 1 aunque se sabe que existen una serie de factores relacionados entre sí como el factor genético o el daño ambiental. Los síntomas incluyen un incremento de sed y frecuencia de orinar, hambre continua, pérdida de peso, visión borrosa y cansancio extremo. Si no se le diagnostica y trata con insulina, una persona puede caer en estado de coma el cual podría poner su vida en peligro.
  • Diabetes mellitus tipo 2
    Es la forma más frecuente de diabetes (90%) y aparece en personas mayores. En este tipo de enfermedad la capacidad de producir insulina no desaparece completamente pero el cuerpo es resistente a la acción de esta hormona.
    Los síntomas de la diabetes tipo 2 no son tan evidentes como los de la diabetes tipo 1 y aparecen de manera gradual. Incluyen sentirse cansado o enfermo, orinar con frecuencia (especialmente en las noches), sed extrema, pérdida de peso, visión borrosa, infecciones frecuentes, etc… La diabetes tipo 2 tiene mayor riesgo hereditario que el tipo 1.

Recomendaciones dietéticas para diabetes mellitus

Para que las personas que sufren esta enfermedad puedan llevar una vida sana y evitar otros problemas de salud derivados de la diabetes, lo más conveniente es que sigan una serie de recomendaciones relacionadas con la alimentación. En general se han de seguir hábitos regulares, planificar los horarios de comida y tener en cuenta el tratamiento de insulina o fármacos anti-hiperglucemiantes.
Si se sufre diabetes hay que repartir las calorías del día en las siguientes proporciones de principios inmediatos:

  • Hidratos de carbono (50%).
  • Proteínas (20%). Los alimentos más recomendables son el pescado, la carne de ave, los lácteos desnatados, las judía y la soja.
  • Grasas (30%). Las más recomendables son las grasas cardiosaludables, las vegetales, el aceite de oliva y el pescado porque no contienen colesterol ni grasa saturada.

diabetes mellitus control peso
Si se sufre diabetes tipo 2 es primordial controlar el peso, ya que la mayoría de personas que tienen esta enfermedad tienen sobrepeso u obesidad.

Alimentos recomendables

  • Legumbres y verduras con almidón. Alimentos como el pan, los granos o cereales, las legumbres (recomendables 2 o 3 días a la semana), el arroz, la pasta y las verduras con almidón (calabacín o calabaza) deben servir como base de la alimentación. Estos son ricos en vitaminas, minerales, fibra y carbohidratos saludables.
  • Verduras y frutas (3 a 5 porciones al día). Hay que escoger verduras frescas sin salsas, grasas, ni sal agregadas. Las frutas cítricas son las más recomendables en este caso.
  • Carnes y pescados. Hay que retirar siempre la piel antes de consumirlos.

 

Seguros.salud

 

No recomendable:

  • Azucares de absorción rápida: dulces, bebidas refrescantes con zaucar, mermeladas, miel, helados.
  • Comida elaborada o envasada

Es importante tener en cuenta que, el plan de alimentación de cualquier persona que sufra diabetes, sea del tipo que sea, va a ayudarle a:

  • Conseguir mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de los márgenes de la normalidad.
  • Cuidar la presión arterial.
  • Tener buenos niveles de colesterol en sangre.
  • Mantener un peso saludable.

Jose Antonio_Pinies_IMQ

Dr. Jose Antonio Piniés Raposo
Especialista en Endocrinología de IMQ

 

 

 



 

+ No hay comentarios

Añadir uno