Diferencia entre analgésico y antiinflamatorio: conoce cómo actúan y cuándo se utilizan

La entrada en vigor de la obligatoriedad que exige presentar una receta médica para poder comprar Ibuprofeno de 600 mg o paracetamol de 1g, ha abierto de nuevo el debate de la automedicación. Ante la polémica, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) asegura de la necesidad de que estos medicamentos sean recetados para garantizar la seguridad de las personas y que no se empleen dosis superiores a las necesarias para tratar molestias leves y cotidianas.  Ante los peligros de la automedicación, es importante tener clara la diferencia entre analgésico y antiinflamatorio, para qué se deben usar y la importancia de consultar con el médico si son idóneos o no, para la dolencia que queremos tratar.

Qué es un analgésico

Se trata de los medicamentos diseñados para aliviar dolores, ya sean musculares, de cabeza, de articulaciones. Su otro uso más común es como medicamentos antipiréticos para casos de fiebre alta, ya que son antitérmicos, como es el caso del paracetamol o del ácido acetil salicílico.

Otros tipos de analgésicos son los que se agrupan dentro de los opiáceos, entre los que se encuentran los débiles-como la codeína- o los fuertes -como la morfina-. También están los que se consideran fármacos coadyuvantes que se pueden emplear para mejorar la eficacia de otros tratamientos farmacológicos.

Por tanto, hablar de analgésicos, engloba una gran variedad de medicamentos, y la gran mayoría de gran potencia y uso estricto, por lo que solo deben ser empleados bajo prescripción médica y un seguimiento detallado por parte de un especialista.

Es importante, aunque sea de forma general, saber que la lista de analgésicos para tratar dolores es muy extensa, y que unos actúan de forma periférica, y otros como los opiáceos, actúan sobre los centros cerebrales del dolor y que por ello su uso debe estar muy controlado por los médicos y su abuso puede crear dependencia por su alto efecto inhibidor.

Qué es un antiinflamatorio

Un medicamento antiinflamatorio es el indicado para tratar dolor provocado por una inflamación, como puede ser dolor menstrual, una lesión muscular, inflamación de la faringe, etc.  Es el caso de cuando se tiene anginas o amigdalitis -es decir, infección de garganta- en la que es necesario tomar un antibiótico para tratar las bacterias que causan la infección, y esto conlleva que el dolor y las molestias también vayan desapareciendo. También son medicamentos antipiréticos, por lo que sirven como antitérmicos para atacar estados febriles.

También se dividen en diferentes grupos, el más conocido y empleado para dolencias comunes también son los AINES (Antiinflamatorios No Esteroideos), entre los que se encuentro el ibuprofeno. Otro de los grupos son los corticoesteroides, cuyo principio activo es la cortisona y sus derivados.

Los AINES son los más empleados y los más tolerables para cualquier tipo de organismo y tratamiento, aunque no por ello están exentos de efectos secundarios muy serios derivados de su excesivo consumo. Abusar de, por ejemplo, el ibuprofeno sin control médico puede derivar en problemas digestivos, afectar al funcionamiento del riñón o aumentar la presión arterial; y este es uno de los motivos por los que se ha decidido limitar su compra con la nueva Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos.

Diferencia entre analgésico y antiinflamatorio   

Teniendo clara cuál es la función de cada uno será más fácil entender la diferencia entre analgésico y antiinflamatorio, aunque es normal que exista confusión ya que ambos son recetados para tratar dolores, procesos febriles o suelen combinarse en un tratamiento médico controlado.

Por tanto, elegir un medicamento u otro siempre va a depender del origen y tipología de la dolencia, ya que no es lo mismo un dolor de cabeza ocasional, que un dolor que proviene de una lesión o una infección.

En cualquier caso, lo primordial es acudir al médico para obtener un diagnóstico profesional y un tratamiento con los medicamentos más efectivos y bajo el control del especialista.

doctora blanca mayo imq amaricaDra. Blanca Mayo

Especialista en Medicina General del centro médico IMQ Amárica

+ No hay comentarios

Añadir uno