Cirugía estética, al servicio de la salud

Más allá de la cirugía estética que a todos nos vienen a la mente, los campos de actuación de la cirugía plástica son muy variados. Abarcan malformaciones congénitas, quemaduras y sus secuelas o traumatismos, así como reconstrucciones tras diferentes cánceres. Existe un desconocimiento por parte de la población de que este tipo de especialidad puede tener otros fines que no sean estéticos; sin embargo, esta situación está cambiando. Cada vez se aprecia una mayor demanda de esta ligada a la salud, debido fundamentalmente al aumento de la longevidad. Dentro de los tratamientos más habituales, destacan los relacionados con el cáncer de piel, que se han llegado a triplicar en los últimos años, por el aumento de esperanza de vida pero también a la mayor exposición solar. No podemos olvidar que esta especialidad se ocupa de la reconstrucción de órganos afectados por otros tipos de cáncer (como el de mama) o por cualquier traumatismo.

Cabe resaltar el tratamiento del melanoma y la realización de la técnica del Ganglio centinela para valorar la posible extensión de la enfermedad.

New Call-to-action

Cáncer y sol

Existe un gran aumento de los casos de cáncer de piel debido a la mayor longevidad de la población, pero también al alto número de horas que muchas personas permanecen expuestas al sol, se recomienda que los pacientes sigan los consejos de las autoridades sanitarias en cuanto a evitar las horas de mayor irradiación, utilizar ‘barreras’ como gafas, gorras o sombrillas y el uso de las cremas de protección solar con el factor más adecuado a cada tipo de piel. Es importante insistir en la importancia de un diagnóstico precoz de los tumores cutáneos y acudir al dermatólogo si aparecen nuevas tumoraciones pigmentadas o si las ya existentes cambian de color, forma, tamaño, tienen sangrado, se elevan, etc.

También es importante poner atención en aquellas lesiones no pigmentadas con pequeñas zonas de descamación y ulceración que no curan pasados dos o tres meses. Si el cáncer de piel se diagnostica en fases iniciales, la curación puede ser completa.

No por más repetido es menos importante por ello, el paciente tiene que entender que, cuanto antes se diagnostique un cáncer de piel, más fácil es su tratamiento médico o quirúrgico. A su vez, las secuelas estéticas son menores o inexistentes y las posibilidades de curación son mucho mayores.

Pocas complicaciones

Las intervenciones, en general, no son complicadas y la recuperación postoperatoria suele ser relativamente corta. Y es que, la cirugía plástica ha contribuido significativamente al avance de la medicina. Se han desarrollado técnicas microquirúrgicas que permiten la reconstrucción mamaria con tejidos propios, trasladar dedos del pie a la mano para reconstruir la función de la pinza digital, etc.

En cuanto a las complicaciones, son las inherentes a cualquier procedimiento quirúrgico, pero en la cirugía plástica suelen ser menores. En general, los riesgos son mínimos, ya que los pacientes que se intervienen están sanos desde el punto de vista médico.

Las principales dudas de los pacientes se refieren a cómo quedarán después de la cirugía. Esta especialidad lo que pretende conseguir es recuperar tanto la función como el aspecto de la forma más estética posible. Por eso, antes de la intervención, será preciso realizar los estudios preoperatorios así como un control de la medicación que toma el paciente.

Al igual que en otros campos de la medicina, elegir un buen especialista es fundamental. Para ello, la mejor recomendación es seguir los consejos de su médico de cabecera, que le referirá a un especialista en Cirugía Plástica.

jose-saenz-de-arreguiJosé Sainz Arregui
Médico de IMQ, especialista en Cirugía Plástica