Hipertiroidismo: cuando las hormonas se rebelan

En medicina se conoce por hipertiroidismo al exceso de hormonas tiroideas, una patología que afecta a entre el 0,5 y el 2% de la población adulta. Las causas de esta enfermedad pueden originarse en el propio tiroides o fuera de él. La forma más frecuente en Europa es la enfermedad de Graves- Basedow (45-60% de los hipertiroidismos). Además, dentro del propio tiroides, se puede deber a un bocio multinodular hiperfuncionante, entre otros. Las causas ajenas al tiroides son menos frecuentes.

La enfermedad de Graves-Basedow tiene predilección por adultos jóvenes, adolescentes y mujeres con menopausia. Por otro lado, los bocios multinodulares tóxicos son más frecuentes en adultos y ancianos. En general, es más habitual en mujeres que en hombres –con una incidencia 7 veces mayor en ellas– y puede aparecer a cualquier edad, incluso en niños muy pequeños.

En la actualidad, los análisis de hormonas tiroideas se realizan casi de forma rutinaria. De hecho se considera que entre un 3 y 4% de las poblaciones analizadas en Europa tienen hipertiroidismo subclínico, es decir, sin síntomas. Conforme aumentan los niveles en sangre de hormonas tiroideas, el hipertiroidismo se va haciendo más intenso y sintomático y aumenta su gravedad.

Síntomas del hipertiroidismo

Las manifestaciones de esta enfermedad son muy variadas, dependiendo de su intensidad, edad del paciente y de la enfermedad causante. Los síntomas más típicos son:

  • la pérdida involuntaria de peso con apetito conservado,
  • taquicardias,
  • palpitaciones,
  • nerviosismo,
  • irritabilidad,
  • insomnio,
  • temblor postural,
  • aumento del ritmo intestinal,
  • intolerancia al calor,
  • hipersudoración
  • debilidad muscular.

A su vez, la enfermedad de Graves-Basedow tiene otros signos propios e independientes del hipertiroidismo, como son los que afectan a los ojos (el exoftalmos es el más grave y consiste en un abombamiento de los ojos hacia fuera de sus órbitas).

Diagnóstico del hipertiroidismo

En pacientes ancianos los síntomas son menos evidentes y, en ocasiones, predomina la inhibición psicomotriz. Muchas veces se diagnostica al detectarse una arritmia cardiaca. Además, cabe mencionar la crisis tirotóxica, una forma muy grave de hipertiroidismo en la que los síntomas son mucho más intensos evolucionando hacia una disfunción orgánica cerebral, cardiovascular y hepática que puede ser mortal.

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas hay que acudir a consulta. El problema es que son muy frecuentes también en otras enfermedades. Por ejemplo, un cuadro de ansiedad comparte con el hipertiroidismo el nerviosismo, el insomnio, la irritabilidad… Por ello, es labor del médico valorarlos en su justa medida.

Para diagnosticar el hipertiroidismo basta con hacer unos sencillos análisis de hormonas tiroideas. Cuando los síntomas son muy evidentes no presenta dificultades, aunque hay formas de hipertiroidismo que tienen muy pocos síntomas y son difíciles de diagnosticar. Es una enfermedad grave si no se trata y sus consecuencias dependerán de la edad y fortaleza del paciente. Una persona joven y que no tenga otras enfermedades asociadas puede soportar varios meses sin tratamiento. Pacientes de la tercera edad que sufran del corazón deben ser tratados cuanto antes.

Tratamiento del hipertiroidismo

El tratamiento del hipertiroidismo se basa en normalizar las hormonas tiroideas y tratar la causa del hipertiroidismo, en la medida de lo posible. Una fase inicial –que, por lo general, se recomienda seguir durante el primer año– consiste en una medicación que contenga antitiroideos, betabloqueantes y ansiolíticos.

Para otros casos, los bocios tóxicos, es aconsejable la prescripción de yodo radioactivo para frenar el tiroides ‘quemándolo’ con un isótopo de yodo. Un método eficaz y seguro aunque contraindicado en algunas situaciones, como en el embarazo.

Por último, también existe la alternativa de la cirugía, reservada para hipertiroidismos asociados a bocios grandes. Aún así, es importante conocer que al extirpar el tiroides, se imposibilita la producción de hormona tiroidea por el organismo, el paciente queda en hipotiroidismo y tendrá que tratarse de por vida, siempre con excelentes resultados.

El diagnóstico y tratamiento del hipertiroidismo es eficaz desde hace muchos años. Los mayores avances en este campo son los realizados a través de la investigación a nivel molecular y genético.

La medicación, aliada frente al hipertiroidismo

La mayor parte de los hipertiroidismos responde bien al tratamiento si se toma de manera correcta, sin olvidos en la medicación. Por su gravedad, es muy importante curarlo aunque esto suponga que el tiroides deje de funcionar (hipotiroidismo) y haya que tomar toda la vida una pastilla de hormona tiroidea. El hipotiroidismo es fácilmente controlable.

Aunque no es necesario hacer reconocimientos médicos periódicos para detectar un hipertiroidismo, lo más importante en una persona que ya ha sido diagnosticada realize seguimiento periódico de cerca por su endocrinólogo. Excepto casos como el exoftalmos de la enfermedad de Graves-Basedow, la mayoría de los hipertiroidismos se curan. No obstante, pueden requerir bastante tiempo para que el tratamiento sea eficaz.

Al normalizar la función tiroidea, nuestro cuerpo disminuye su metabolismo que previamente estaba muy acelerado por el exceso de hormonas tiroideas, y por este motivo se aumenta de peso. Una cosa es que se recupere el peso que se perdió con el hipertiroidismo y otra que se ganen unos kilos extra. Para evitar esto último hay que llevar una alimentación ordenada o en algunos casos hacer una dieta hipocalórica.

El Centro Médico – Quirúrgico IMQ Zurriola cuenta con profesionales médicos con larga experiencia en este ámbito, así como todo el equipamiento necesario para poder llevar a cabo este tipo de diagnósticos y tratamientos, por lo que no dude en contactar con nosotros para consultar su caso en concreto.

Alfredo Yoldi IMQ ZurriolaAlfredo Yoldi Arrieta
Especialista en Endocrinología y Nutrición de IMQ Zurriola

 

 

 

CTAPostCanalSalud

Categorias

+ No hay comentarios

Añadir uno