Cómo hacer un parte de accidentes: qué debes saber

En España, se calcula que cada día se realizan más de 10.200 partes debido a algún accidente de tráfico. Son 7 por cada minuto que pasa. Nadie está obligado, legalmente, a realizar este trámite pero es lo más sensato, ya que el parte de accidentes nos ayudará a recibir una indemnización o a no contraer una deuda con nadie después de un suceso como este. Además, gracias a los partes de accidente las compañías aseguradoras de las personas implicadas tendrán una misma versión de los hechos, redactada en el momento del suceso.

Cuando tenemos un accidente sin consecuencias graves, esta es la forma más habitual de poder resolver el conflicto y facilitar el trabajo a las aseguradoras para que puedan tramitar el siniestro.

Qué hacer en caso de accidente de tráfico

Para que todo salga bien después de haber sufrido un accidente de tráfico debemos seguir una serie de normas.

  • Señalizar el lugar del accidente. Es muy importante cuando se produce un siniestro señalizar lo ocurrido con los triángulos reglamentarios y ponerse el chaleco reflectante para que el resto de vehículos estén alerta y la situación no derive en más problemas. Antes de comenzar con las gestiones y cumplimentar los impresos hay que asegurar la zona.
  • Avisar a las autoridades. Si el accidente ha sido grave o las personas implicadas no se ponen de acuerdo para llevar a cabo el parte de accidentes.
  • Recoger todos los datos posibles sobre el accidente, incluso si no se apuntan en el parte de accidentes.

¿Cómo se rellena un parte de accidentes?

Cuando los dos (o más) conductores están de acuerdo se puede realizar el parte de accidentes. Es conveniente seguir las siguientes recomendaciones para que la gestión sea rápida y eficiente:

  • Mantener la calma. Después de un siniestro, lo natural es estar un poco asustado o nervioso, por eso es importante intentar calmarse y esclarecer lo antes posible la situación.
  • Buscar testigos. Recoger los números de teléfono de la gente que ha presenciado el siniestro podrá ayudar a la resolución del caso.
  • Cuidar los detalles. Escribe en el documento en mayúscula, con claridad y asegúrate de no confundir los datos del vehículo. Además, hay que intentar rellenar todos los datos que sea posible.
  • Firmar el parte de accidentes. Si estamos de acuerdo con la versión de los hechos recogidos en el documento siempre hay que firmarlo. Sin embargo, si tenemos alguna duda no hay que hacerlo.

El parte de accidentes puede ser un poco confuso si es la primera vez que se rellena. Está dividido en dos partes: A y B,  en las que hay que escribir los datos de cada conductor.

  • Fecha, hora y localización. Se recomienda apuntar con exactitud estos datos.
  • Víctimas. Debe quedar constancia de si hay víctimas o no.
  • Datos de los vehículos. Modelo, marca, matrícula, lugar de matriculación, nombre de la aseguradora y número de la póliza.
  • Daños materiales.
  • Croquis de la situación. Un pequeño croquis aproximado ayudará a esclarecer la situación a las aseguradoras.
  • Firma de las personas afectadas.

Además de todo esto, que se debe apuntar con letras claras y legibles, y apretando con fuerza para que los datos de la hoja principal se pasen a la secundaria. También hay que tomar fotos con el móvil de lo sucedido.

¿Qué hacer una vez rellenado el parte?

Tras rellenar la declaración amistosa, cada una de las partes involucradas en el accidente debe ponerse en contacto con su compañía aseguradora en un plazo máximo de 7 días y remitirle la copia firmada para que se inicie el proceso de tramitación y reparación.

Así, las aseguradoras podrán correr con los gastos de reparación de vehículo y las posibles indemnizaciones.

¿Por qué contratar un seguro de accidentes privado?

C seguro de accidentes privado. De esta forma te aseguras la cobertura económica que necesitas ante cualquier imprevisto, ya que no solo te proteges tu mismo sino también a tu familia y seres queridos.

Además, existen seguros de accidentes privados que se adaptan a las necesidades de cada persona. En IMQ ofrecemos una alta protección a precios muy competitivos:

  1. Básica: cubre desde el fallecimiento hasta la incapacidad permanente absoluta por accidentes con la posibilidad de elegir el capital que se desea recibir: 30.0000, 60.000 o 90.000 €.
  2. Plus: ofrece los mismos servicios que la cobertura básica, incluyendo además una indemnización en caso de fallecimiento por infarto de miocardio.
  3. Alta Protección: cubre el fallecimiento por cualquier accidente y hasta 750.000 € de indemnización en caso de fallecimiento por accidente de circulación en transporte público, y cuenta además con precios especiales para las familias.

En IMQ contamos con un amplio abanico de pólizas de seguros de accidentes que se adaptan a las necesidades de cada cliente. Lo puedes contratar tengas o no un seguro con IMQ.

Contamos con servicios multidisciplinares para atender las diferentes patologías del ámbito de la salud física y mental. Entra y descubre todos los seguros para disfrutar de un bienestar completo en todas las etapas de tu vida y sigue al tanto de toda la información que te interesa en Canal Salud.

 

IMQ Accidentes

+ No hay comentarios

Añadir uno