Seguro de salud para autónomos: ¿es realmente necesario?

Nuestro trabajo diario, nuestra profesión es, normalmente, nuestra fuente de ingresos más efectiva y por tanto, se convierte en la actividad diaria que más tenemos que cuidar. Para llevar a cabo todas las responsabilidades que tenemos en nuestro día a día necesitamos un buen estado de salud. Es decir, no solo no sufrir ninguna enfermedad sino conseguir un nivel de bienestar físico y mental que nos permita tener la capacidad de afrontar de manera adecuada todos los aspectos que debemos atender en el día a día si soy autónomo. Por eso, en este artículo queremos hablarte sobre las ventajas que supone contar con un seguro de salud para autónomos.

Y es que en el caso de los trabajadores por cuenta propia esta circunstancia se magnifica, ya que tienen un nivel de protección menor en comparación con los trabajadores por cuenta ajena: nadie asume el trabajo de un autónomo cuando este se pone enfermo.

Así, una incapacidad laboral significa la falta de ingresos para un autónomo. Por eso, la sanidad privada, los seguros de salud para autónomos, suponen un complemento necesario a las prestaciones de la Seguridad Social. Algunas de las ventajas de contar con un seguro médico para autónomos son:

  • La rapidez.
  • La flexibilidad en la elección del centro médico y del cuadro de profesionales.
  • Las diferentes coberturas: nacional y para los viajes de trabajo fuera del país.
  • Los servicios de atención de urgencias sin esperas.

El tiempo juega en contra de un autónomo

Para un autónomo el tiempo es oro, ya que todas las horas que puede perder estando enfermo, acudiendo a un centro médico, las largas esperas en urgencias… significan desprotección y, por tanto, un riesgo para su salud y para su negocio.

La rapidez en la atención médica se convierte, así, en uno de los factores clave a la hora de decidirse por la contratación de un seguro de salud para autónomos. Los trabajadores por cuenta propia no tienen horarios de trabajo fijos, por lo que un desplazamiento o permanecer demasiadas horas en la sala de espera de un médico complica su jornada.

Con un seguro médico para autónomos no perderás tiempo porque:

  • Las esperas son menores porque no existe tanta saturación.
  • Puedes elegir el centro médico que más te convenga. Depende de dónde residas trabajes, la Seguridad Social te asocia una localización concreta a la que acudir en caso de enfermedad. Con las prestaciones de un seguro médico privado podrás ir donde más fácil te resulte en cada momento.
  • Los diagnósticos de pruebas como radiografías, análisis, resonancias, etc., los obtienes de forma rápida y eficiente.

Además, los seguros de salud para autónomos ofrecen un amplio abanico de profesionales entre los que elegir, ya no solo para consultas médicas comunes, sino todos los especialistas que necesites que velan por ti y te dan todas las facilidades necesarias para que puedas comenzar el tratamiento cuanto antes.

Indemnizaciones: protección ante una incapacidad laboral

Si eres autónomo, y desafortunadamente, debes parar tu actividad laboral de forma permanente por alguna enfermedad, te encontrarás totalmente desprotegido.

Algunos seguros de salud ofrecen un complemento de cobertura de accidentes que te permitirá estar tranquilo y seguro en estos casos. En IMQ ofrecemos un seguro de accidentes para autónomos que cubre la invalidez e incluso el fallecimiento con una indemnización de hasta 750.000 euros a tu elección. De esta forma, no solo te protegerás a ti y a tu fuente de ingresos, tu trabajo, sino también a tus seres queridos.

¿Cómo elijo el seguro de salud para autónomos que mejor se adapte a mis necesidades?

Una vez has decido a contratar un seguro de salud privado para autónomos debes buscar aquel que realmente te ayude en tu día a día.

Lo ideal es contratar una asistencia sanitaria de calidad, con amplios horarios de consulta, especialidades, urgencias ambulatorias 24h, pruebas diagnósticas… En IMQ además, tenemos centros médicos propios donde ponemos a tu disposición más de 2.400 profesionales.

Actualmente, existe en el mercado una gran variedad de seguros para autónomos, algunos realmente baratos. Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que cuando nos decantamos por una opción como esta podemos estar poniendo mucho en riesgo. En temas de salud, vale la pena hacer una inversión que nos asegure una cobertura completa cuando la necesitemos. A la hora de elegir entre un seguro de salud para autónomos u otro, es muy importante tener claro qué coberturas nos están ofreciendo por un precio concreto.

El seguro médico para autónomos de IMQ  te ofrece diferentes niveles de cobertura para que elijas la que más se adapta a tus necesidades de salud.  Puede ser contratado por cualquier autónomo hasta los 65 años, pero no hay límite de edad para la permanencia. Además, se adapta perfectamente a cada cliente, ya que la cuota es anual pero los pagos se pueden fraccionar en semestrales, trimestrales y mensuales.

Visita nuestra web y descubre todos los seguros de salud para disfrutar de un bienestar completo en todas las etapas de tu vida y sigue al tanto de toda la información que te interesa en nuestro Canal Salud.

+ No hay comentarios

Añadir uno