Síntomas iniciales del Parkinson


En 2017 se cumplen 200 años desde que el doctor James Parkinson describiera por primera vez la enfermedad de Parkinson, bautizada así en su honor. Esta enfermedad neurodegenerativa tiene su origen en la pérdida de las neuronas productoras de dopamina –situadas fundamentalmente en la sustancia negra del cerebro–, un aminoácido fundamental en el control de los movimientos del cuerpo. Algunos síntomas iniciales del Parkinson pueden ayudarnos a detectar lo antes posible la enfermedad:

    • Temblor: el temblor en brazos (aparece en reposo, no con los movimientos) sin causa aparente es un síntoma temprano común en la enfermedad de Parkinson.
    • Letra pequeña: el cambio radical y repentino en la forma y tamaño de la escritura.
    • Pérdida del olfato: no se trata de la pérdida de olfato habitual en caso de resfriado o gripe cuando la nariz está congestionada, sino de problemas al oler ciertos alimentos (plátanos, pepinillos en vinagre, canela…)
    • Problemas de sueño: moverse mucho en la cama de forma habitual, pateando y dando puñetazos mientras se encuentra profundamente dormido o empezar a caerse de la cama mientras duerme pueden ser signos de alarma.
    • Dificultad para caminar y moverse: la rigidez en el cuerpo puede ser un síntoma inicial de Parkinson. Conviene hablar con el médico si desaparece el braceo al caminar, se sienten los pies como pegados al suelo o quienes le rodean le comentan que tiene aspecto tieso, muy rígido.
    • Estreñimiento: las dificultades para poder defecar pueden ser un síntoma temprano de Parkinson, siempre que no haya una falta de agua o fibra en la alimentación o se consuma algún medicamento que provoque este efecto secundario.
    • Voz baja: cambios en el volumen de la propia voz sin causa aparente.
    • Falta de expresión facial: una expresión facial seria o deprimida (aspecto de máscara) unida a la falta de parpadeo es un signo común de Parkinson.
    • Encorvamiento de la espalda: si usted, su familia o sus amigos notan que se está encorvando al estar de pie puede ser un signo inicial del Parkinson si no existe una lesión de espalda o algún problema de huesos.

Ninguno de estos síntomas iniciales del Parkinson debe preocuparle por separado. Sin embargo, si presenta más de uno de ellos es conveniente que consulte con su médico de cabecera. Aunque el diagnóstico se basa en la presencia de los signos motores de la enfermedad, se están desarrollando multitud de métodos que pretenden aportar una mayor fiabilidad. La mayoría de las pruebas sirven para descartar parkinsonismos secundarios inducidos por fármacos, hidrocefalia, alteraciones vasculares o tumores, entre otras patologías.

Ante la sospecha de que pueda padecer Parkinson, deberá ser remitido lo antes posible a un especialista. Los fármacos dopaminérgicos han conseguido aumentar el tiempo de supervivencia de 10 a 20 años y aproximar la tasa de mortalidad a la de la población general.

Causas de la enfermedad de Parkinson

La sintomatología motora es la punta del iceberg de todo el complejo sintomático que caracteriza a esta patología. Sus causas son aún desconocidas, aunque puede ser el resultado de la interacción de factores naturales (la edad), genéticos y ambientales. En este sentido, la importancia de la influencia genética está creciendo muy rápidamente.

En la última década se han descrito 18 ‘locis’ o lugares genéticos relacionados. Así, una investigación ha revelado que la ‘mutación vasca’ de un gen que tiene una especial prevalencia entre la población de algunos municipios guipuzcoanos eleva hasta el 83% la probabilidad de padecer Parkinson en mayores de 80 años.

Mayor incidencia a partir de los 60 años

El Parkinson afecta a hombres y mujeres, con ligero predominio masculino. El pico de mayor incidencia se da a partir de los 60 años y se incrementa a medida que la edad aumenta. De hecho, este es el factor de riesgo más importante para su desarrollo.

Por concretar cifras, se puede decir que afecta a prácticamente una de cada cien personas mayores de 60 años. Es excepcional por debajo de los 20 años y poco frecuente entre los 20 y 40 años, aunque su prevalencia aumenta a partir de esa edad. En la actualidad, no existe un tratamiento que ayude a prevenir esta enfermedad. El riesgo de padecerla aumenta en los parientes de primer grado, con un riesgo acumulativo del 3 al 7%.

Síntomas iniciales del ParkinsonJuan Carlos García Moncó
Especialista en Neurología Centro IMQ Colón

2 Comments

Añadir uno
  1. 1
    RENE AGA

    Entiendo que la pérdida de olfato o anosmia puede ser uno de los síntomas pero no necesariamente y quizás no el más importante. Yo tengo pérdida del olfato desde hace muchos años (tuve también problemas de sabor pero que desaparecieron) y por lo que yo sepa, aún no tengo otros síntomas de Parkinson…

    • 2
      Canal Salud IMQ

      En efecto René, ninguno de estos síntomas iniciales del Parkinson es preocupante por separado. La consulta con el médico de cabecera es conveniente cuando se presenta más de uno de ellos. Saludos y gracias por tu comentario.

+ Leave a Comment