Uña encarnada: ¿cómo evitarla?


La uña encarnada (onicocriptosis) es sin duda que uno de los dolores más molestos en el pie. Esta patología se produce cuando los bordes de una uña del pie se clavan en la piel, causando dolor, hinchazón y enrojecimiento. Esta dolencia puede afectar a cualquier uña del pie, aunque se produce con mayor frecuencia en el dedo gordo, en concreto la parte interna que está en contacto con el segundo dedo.

La uña encarnada es la patología que vemos con mayor frecuencia en las consultas de podología. Afecta a 20 de cada 100.00 personas En general, es más común su presencia en el sexo masculino que en el femenino, sobre todo en la segunda y tercera década de vida.

¿Por qué se me clava la uña?

La uña encarnada puede ser consecuencia de múltiples factores. Entre las posibles causas de esta dolencia destacan:

Síntomas de la uña encarnada

El primero de los síntomas que aparecerá será el dolor, sobre todo en la zona anterior de la uña que está clavada, provocado directamente por el fragmento de uña mal cortado. Aparecerá también inflamación, con hinchazón y coloración rojiza en todo el lateral de la uña. Tendremos dolor al calzarnos cualquier tipo de zapato incluso a la hora de realizar cualquier actividad física.

¿Cómo prevenir la uña encarnada?

El primer consejo para prevenir la uña encarnada es acudir al podólogo ante cualquier síntoma de dolor. El especialista examinará los pies, detectando posibles deformidades, estudiando la morfología de las uñas y preguntando por el tipo de calzado que se utiliza. Asimismo, nos recomendará el tipo de calzado que debemos utilizar y nos enseñará a cortar correctamente las uñas para así evitar la uña encarnada.

Otras medidas a tener en cuenta son:

  • usa calzado que se ajuste correctamente a tu pie
  • evita el exceso de sudoración mediantes polvos anti-sudor y el uso de calcetines de algodón
  • hazte exámenes rutinarios del pie

En cualquier caso, cortarse las uñas de los pies correctamente es la mejor manera de evitar que la uña se encarne. Y debe hacerse siempre con un cortaúñas o en todo caso con tijeras rectas, no curvas. Nunca redondees los bordes de la uña para evitar que se claven.

Es importante hacer especial hincapié en pacientes de riesgo como son los diabéticos y los que padecen problemas circulatorios ya que una infección en las uñas puede desencadenar problema serios de salud. Estas personas deberían someterse a exámenes periódicos de los pies.

Tratamiento de la uña encarnada del pie

Para tratar la uña encarnada siempre debemos ponernos en manos de un podólogo, que es el profesional especializado en las afecciones y deformidades del pie. En algunos casos, puede hacerse necesario el uso de antibióticos por vía oral, dependiendo del grado de afectación.

El tratamiento generalmente está enfocado a controlar la infección y aliviar el dolor. La afección tiende a reaparecer si no se toman medidas preventivas, para lo cual es importante el buen cuidado de los pies.

Gabriel Aguirrezabal Centro Podológico IMQ Doña CasildaDr. Gabriel Aguirrezabal
Experto en Podología de IMQ

+ No hay comentarios

Añadir uno