Consejos útiles si tienes que viajar por trabajo habitualmente

Lo que puede comenzar como un requisito de un trabajo ideal puede acabar convirtiéndose en una de las situaciones más estresantes del plano laboral. Nos referimos a los viajes por trabajo.

Para los que trabajar y viajar son sinónimos, es muy importante seguir ciertas pautas que les ayuden a gestionar el estrés, cansancio, sueño y cambios en la alimentación.

Según indican los expertos en salud y medicina, las personas que suelen viajar mucho por trabajo y pasan mucho tiempo fuera de casa, e incluso en otro país, son más propensas a sufrir ciertas patologías como sobrepeso, insomnio o dolencias físicas.

Por otro lado, es importante prestar atención a otras dolencias que pueden desarrollarse por acumular niveles de estrés y ansiedad muy altos. Además de posibles bajas por estrés o dolencias leves, el no gestionar debidamente estos efectos adversos de viajar por negocios puede derivar en problemas cardíacos, relacionados con la tensión alta, un alto índice de masa corporal o el abuso de alcohol y tabaco como medio instantáneo para aliviar el estrés y desconectar.

Viajar por trabajo: importancia de cuidar los hábitos

Si nos ponemos a hacer una lista de los pros y contras que surgen al viajar por trabajo, ambas columnas podrían ser interminables, sobre todo teniendo en cuenta la situación de cada profesional, el tipo de viaje y la regularidad con que se producen los desplazamientos.

A nivel empresarial, los viajes de trabajo suelen ser claves para negociar acuerdos, visitar clientes y/o proveedores, y, aunque la tecnología ya nos ahorra muchos de estos desplazamientos, aun sigue siendo una actividad prioritaria para muchos sectores y tipos de empresa.

New call-to-action

Precisamente, al hilo de la tecnología, también hay que tener en cuenta que ésta facilita los viajes de trabajo, no solo para proporcionar herramientas de trabajo y conectividad, sino la posibilidad de contar con dispositivos y aplicaciones que ayudan a controlar la actividad física, las horas de sueño o acceder a herramientas útiles para relajarse, desconectar o consultar información sobre salud.

La tecnología y una buena asistencia en viaje pueden proporcionar opciones para que las personas que viajan desarrollen buenos hábitos y se sientan más cómodas y satisfechas durante sus desplazamientos.

Consejos para que viajar por trabajo sea más llevadero

Ya seas viajero o el profesional que se encarga de planificar los viajes para otros colegas de trabajo, estos consejos pueden ser de utilidad para introducir mejoras:

Planificación

La planificación es fundamental a la hora de viajar por trabajo. Es importante contar con toda la información y reservas necesarias para que el viaje sea más satisfactorio, ya sea en relación al alojamiento, billetes, trayectos y agenda de reuniones.

También es importante que esta planificación se complemente con un seguro de viaje que garantice una buena cobertura ante cualquier problema, en especial cuando el viaje es internacional y si éste es dentro de Europa con la Tarjeta Sanitaria Europea. Tampoco hay que olvidar las necesidades de vacunación en función del destino seleccionado, para lo cual es importante consultar con Sanidad Exterior.

Saber de antemano lo que implica un viaje ayuda a prepararse para el trayecto, organizar la maleta, la medicación habitual y el equipaje de mano y prever una rutina que ayude a llegar al destino lo más descansado posible.

Asistencia durante el viaje

Sobre todo, si se viaja a otros continentes o zonas con un huso horario diferente, es esencial que el profesional que viaja pueda comunicarse con alguien que le asista y le ayude ante cualquier imprevisto. Hoy en día, por ejemplo, gracias a la tecnología es posible chatear con un especialista médico o hacer una consulta desde el móvil. Una opción disponible para los clientes de IMQ a través de la app, en la que pueden contactar a su asesor médico personal o acceder al chat médico en cualquier momento y lugar.

Por una parte, ante problemas con las reservas o imprevistos en los vuelos. Y, por otro lado, poder comunicarse con un experto en salud que le ayude ante cualquier problema o duda sobre alimentación, dolencias,… y cómo proceder.

Pilares de un buen viaje de trabajo: sueño, alimentación y desconexión

Son los tres factores que pueden hacer que un viaje de trabajo tenga mejores o peores repercusiones.

Las horas de sueño y una alimentación sana y equilibrada son básicos para las largas jornadas. Hidratarse bien, evitar comidas procesadas y no abusar de azúcares, alcohol o bebidas excitantes ya es un buen comienzo.

Junto a esto, es importante sacar tiempo para evadirse de todo, ya sea haciendo deporte, con un paseo reparador al acabar la jornada o simplemente dedicando un tiempo de relax a una lectura entretenida. Estas actividades cotidianas cobran mayor relevancia cuando se está fuera de casa y los niveles de estrés son más altos y difíciles de gestionar lejos de las comodidades de nuestro entorno.

Rosario Cal Montes Medicina GeneralRosario Cal Montes

Especialista en Medicina General de IMQ

+ No hay comentarios

Añadir uno