Factores de crecimiento: aplicaciones y beneficios

Los factores de crecimiento son unas proteínas, que se obtienen a partir del plasma sanguíneo y de las plaquetas. Juegan un papel crucial en la regeneración de los tejidos gracias a los efectos biológicos que desencadenan (proliferación y diferenciación celular, generación de vasos sanguíneos, migración de las células a los lugares en los que es necesario que se produzca la regeneración).

Cómo se obtiene el plasma rico en factores de crecimiento

Los factores de crecimiento se obtienen de la sangre del propio paciente, que se centrifuga, lo que permite separar estas proteínas del resto de los componentes sanguíneos.

Tras obtener la proteína por centrifugación de la sangre extraída, se va a infiltrar en la zona afectada para lo que es habitual ayudarse de la  visualización ecográfica para inyectarlo en la zona exacta bajo tratamiento. El número de aplicaciones necesarias varía en función del daño del tejido a  tratar, de la dimensión de la lesión, y está sujeto siempre a la consideración del médico especialista.

En Traumatología los factores de crecimiento se utilizan principalmente en patología deportiva y en artrosis.

Factores de crecimiento en Medicina Deportiva

La patología deportiva se refiere a las inflamaciones y lesiones de  tendones, ligamentos y de músculos, tales como las tendinitis de tendón de Aquiles y del tendón rotuliano. En este tipo de lesiones se recomiendan 3 infiltraciones, separándose unos 10 días entre sí, precisando el apoyo del ecógrafo para mejor ubicación de la zona lesionada.

New Call-to-action

Factores de crecimiento para el tratamiento de la artrosis

En cuanto a la artrosis, las articulaciones principalente afectadas son las rodillas y las caderas, pero cualquier articulación del esqueleto puede ser infiltrada, como en las manos, en los pies, muñecas, hombros, etc. También va a precisar la colocación de 3, a veces 4, infiltraciones articulares. Este tratamiento puede repetirse al cabo de un año

En patología artrósica, están principalmente indicados en artrosis de grado 2 y grado 3, leve y moderada, frenando la evolución de natural de la enfermedad.  Si la artrosis está ya muy evolucionada, grado 4, su efectividad se reduce mucho.

Ventajas de los factores de crecimiento

Los factores de crecimiento favorecen los procesos de reparación de tejidos y estimulan la creación de nuevos vasos sanguíneos allí donde se colocan, con lo que favorecen la remodelación de los tejidos. Por ello van a actuar con los siguientes efectos:

  • Efecto analgésico
  • Efecto antinflamatorio
  • Efecto regenerativo
  • Además al ser células del propio paciente, no se puede producir rechazo o intolerancia del tratamiento.
  • No precisa anestesia para su colocación

Por todo lo expuesto, los factores de crecimiento se revelan como un tratamiento útil en patología artrósica articular, principalmente en rodilla y cadera, así como en patología deportiva, como tendinopatías crónicas, roturas tendinosas, rotura ligamentosas, patología meniscal y roturas musculares, reduciendo el dolor y la inflamación, mejorando la rigidez y la funcionalidad y movilidad, y reduciendo los tiempos de recuperación.

Dr Juan Luis Fernandez Sevillano traumatologo IMQ

Juan Luis Fernández Sevillano

Responsable del servicio de Medicina Regenerativa del centro médico-quirúrgico IMQ Zurriola