<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Enfermedad periodontal: cómo prevenirla

Enfermedad periodontal: cómo prevenirla

Para evitar la enfermedad periodontal es fundamental mantener una correcta higiene bucal. A continuación, algunos consejos para una adecuada limpieza y cuidado de la boca.

Cepillarse los dientes tres veces al día durante dos o tres minutos

Lo correcto sería cepillarse los dientes cada vez que terminamos de comer. Es importante utilizar el cepillo correcto. Las cerdas del cepillo deben ser de dureza media. Los cepillos de cerdas blandas normalmente se recomiendan después de cirugías y los cepillos de cerdas duras para personas que llevan brackets.

¿Cepillo eléctrico o manual?

Debes utilizar el cepillo con el que mejor te limpies. Hay muchos pacientes que utilizan cepillo eléctrico y se dañan las encías por hacer más fuerza de la que corresponde. Pero si lo utilizamos bien,  el eléctrico es más eficaz.

Lo más importante a la hora de cepillar los dientes es utilizar una técnica adecuada: la más recomendada es la técnica de Bass modificada, una técnica manual de cepillado, que consiste en:

  • Colocar el cepillo dental en un ángulo de 45o con respecto a los dientes hacia la encía libre.
  • Hacemos una ligera presión y movimientos de vibración para remover la placa bacteriana.
  • Después se hace un movimiento de barrido en contra de la encía hacia fuera de la boca.
  • Las superficies masticatorias se limpian de atrás hacia adelante y viceversa.
  • Es importante seguir un orden para no olvidarnos de cepillar ninguna parte de la boca. Hay que cepillar los dientes por todas sus caras.
  • No debemos olvidarnos de limpiar la lengua con el mismo cepillo y después limpiarlo con abundante agua o con un instrumento llamado raspador de lengua.

El cepillo de dientes debe cambiarse cada tres meses.

Uso del hilo dental

Hay muchos tipos de seda dental: seda con flúor, seda con diferentes sabores y grosores, etc.   Utilizar seda dental para limpiarnos las zonas interdentales es igual de importante que el cepillado ya que es la única forma de eliminar los restos alimenticios que se quedan entre los dientes y evitar las caries interdentales.

Es imprescindible hacerlo mínimo una vez al día. Recomiendo hacerlo por las noches.

 Técnica de seda dental:

Coger un trozo de seda de unos 45 cm y en el dedo anular enrollar gran parte de la seda, en el otro dedo anular dar solo dos vueltas dejando así aproximadamente un espacio de 3cm – 5cm entre dedo y dedo de seda dental para trabajar.

Sostener la seda dental tirante entre dedo y dedo, con ayuda de los pulgares e índices y deslizar la seda de abajo hacia arriba y viceversa en forma de zigzag abrazando el diente en forma de C hasta limpiar la zona de la encía libre.

Cuando cambiemos de un diente a otro procurar que el trozo de seda que está sucio se queda enrollado en el dedo anular que habíamos puesto menos seda y desenrollar del otro dedo para limpiar la siguiente zona interdental con hilo limpio.

Hay pacientes que tienen más espacio entre dientes, esto puede ser simplemente por anatomía o bien porque al padecer periodontitis se les ha retraído las encías. Para estas personas existen los cepillos interdentales, los hay de diferentes tamaños según necesidades.

En caso de que se puedan utilizar tanto la seda dental como los cepillos interdentales más finos yo recomiendo utilizar seda dental ya que con esta limpiamos hasta la zona de la encía libre y con los cepillos interdentales no.

También existe un tipo de seda dental llamado súper floss que es igual que la seda dental a diferencia de que uno de sus extremos es más duro que el resto de la seda para que lo podamos pasar entre los brackets, entre las coronas sobre implantes, entre las ferulizaciones… como si enhebrásemos una aguja, para poder limpiar por todas las zonas de forma correcta.

También existe un aparato llamado irrigador bucal, que sirve para limpiar los huecos que tenemos entre los dientes con agua a presión.

El cepillo dental y la seda dental son imprescindibles para mantener la cavidad oral saludable y para mantener un correcto hábito de higiene. Los otros instrumentos nombrados nos ayudan a que nuestra higiene sea más eficaz.

Nikole Vergara higienista IMQ dental AvenidaNikole Vergara Jiménez

Higienista en la clínica dental IMQ Avenida

Saber más sobre

Artículos relacionados

Fluoración dental: ¿Qué es y para qué sirve?
¿Sabes que existe un tratamiento dental con el que puedes fortalecer tus dientes para que estén ...
Artículo 2 min
Colutorios y sus tipos, ¿por qué los dentistas recomendamos su uso?
¿Eres de los que usan colutorio como complemento para tu higiene bucodental? ¿Sabes qué tipos de ...
Artículo 2 min
Tratamiento de periodoncia, qué es y qué tipos existen
Muchas veces, con el paso del tiempo, empezamos a notar ciertas molestias en nuestras encías. Las ...
Artículo 2 min
Tipos de ortodoncia invisible, cómo alinear los dientes sin que se note
Cada vez son más las personas que se animan a corregir la posición de sus dientes. Gracias a este ...
Artículo 2 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable