¿Cuál es la posición para dormir más saludable?

Una higiene postural adecuada es determinante para favorecer las funciones vitales y evitar molestias musculares. Numerosos estudios tratan de esclarecer cuál es la posición para dormir más saludable. Buena parte de los expertos coinciden en que no existe una postura perfecta para el descanso nocturno, debido a que en muchos casos la colocación en la cama responde a las dolencias que padece cada persona (de espalda, problemas respiratorios, etc.).

La posición para dormir más extendida entre la población es de lado. Más de un 40% de la población opta por ella, y no es casualidad, ya que es la colocación inicial por antonomasia, con la que se parte desde el útero. Así se explica que en esta postura nos invada una sensación de protección y relajación absolutas que induce más fácilmente al sueño.

Posición para dormir para minimizar dolores lumbares

Los especialistas aseguran que dormir de lado es la posición más saludable porque minimiza los dolores lumbares y cervicales y mantiene en buen estado la espalda al ser una posición neutral para la columna vertebral, que reposa sin ningún tipo de presión.

Otros beneficios asociados a esta postura a la hora de dormir son la disminución de los ronquidos y la mejoría de la respiración, por lo que está especialmente indicada para aquellas personas que sufren apnea del sueño al impedir las obstrucciones y reducir el reflujo gastroesofágico.

La firmeza del colchón también es importante para que permita la alineación de la columna. Tiene el inconveniente de que el cuerpo reposa sobre las extremidades provocando presión en los nervios y músculos del brazo.

New Call-to-action

Posición para dormir: boca arriba

Dormir boca arriba ocupa el segundo lugar entre las preferencias de la población. Esta postura previene el dolor de cuello y espalda, ya que la columna reposa recta y sin forzar, y permite una buena respiración y libertad de brazos y piernas.

La almohada debe tener la altura suficiente para evitar que la cabeza se caiga hacia atrás, pero sin que suponga borrar la concavidad posterior de la columna. Tanto el occipital
como la curvatura cervical deben reposar sobre ella, permaneciendo la cabeza alineada con los hombros y el tronco.

Presenta el problema de que al permanecer mucho tiempo en la misma posición puede provocar dolor de espalda. También favorece la aparición de ronquidos y apneas del sueño.

Boca abajo: la posición menos aconsejable para dormir

La tercera postura más habitual en la cama es boca abajo, pero es también la menos aconsejable. La zona dorsal y las articulaciones permanecen en una posición forzada toda la noche, lo que se traduce en molestias dorsales, cervicales y lumbares.

Asimismo, al apoyar el peso del cuerpo sobre el estómago se pueden producir dolor de estómago y reflujos gástricos. El único punto a favor está relacionado con que se reduce la posibilidad de roncar durante el sueño.

Uxune Gabicagogeascoa
Especialista en Fisioterapia del Centro IMQ Ajuriaguerra

+ No hay comentarios

Añadir uno