Mi hijo es zurdo, ¿debo corregirle?


Uno de cada diez niños y niñas es zurdo y utiliza la mano izquierda para sus quehaceres diarios. Pero si mi hijo es zurdo, ¿debo plantearme corregirle? Ser zurdo es una característica cuyo origen se encuentra en la distribución de tareas de los hemisferios cerebrales y que no supone un defecto. Por tanto, no debe ser corregido. De hecho, pueden tener algunas ventajas, aunque no están bien establecidas. Lo importante es que cada uno siga las directrices de su cerebro y no lo contraríe. Se pueden entrenar habilidades para utilizar la mano derecha con mayor soltura, pero no debería ser una forma de dejar de usar la izquierda si se es zurdo.

El porcentaje de personas zurdas se ha mantenido estable desde la prehistoria, sin grandes variaciones: ni se ha extinguido ni se ha hecho predominante y constituye una característica de la especie humana, ya que, por ejemplo, los primates no manifiestan una preferencia manual tan clara. No obstante, aunque el porcentaje de niños y niñas zurdos no ha variado, sí lo ha hecho su aceptación como un fenómeno normal.

¿Con qué edad sabré si mi hijo es zurdo?

La preferencia manual ya está establecida a los 5 años y tiene que ver con la distribución de las funciones en el cerebro. La razón exacta se desconoce: el ser humano tiene dos hemisferios cerebrales y cada uno se encarga de determinadas funciones con vistas a economizar espacio y evitar un órgano demasiado grande. Por ejemplo, cada hemisferio controla el movimiento del lado contrario del cuerpo.

En este reparto de tareas, el izquierdo se  responsabiliza de la habilidad manual, quizá para facilitar que el derecho se ocupe de otras funciones. El hecho de que la parte izquierda se encargue también del lenguaje (incluso en la mayoría de los zurdos) es muy relevante y tiene relación con la habilidad manual. De hecho, la comunicación por gestos también depende de ese área del cerebro.

Los zurdos son ambidiestros con más frecuencia

En la preferencia manual existen grados, es decir, se puede ser fuertemente diestro, ligeramente e incluso ambidiestro. Se sabe que la mayoría de los diestros lo son claramente; sin embargo, los zurdos son ambidiestros con más frecuencia. En este punto, recalcar que se habla de zurdo o diestro en relación al uso de la mano y no a otras habilidades como la pierna, ya que hay personas zurdas que son más hábiles con la extremidad derecha y al revés. El uso de la pierna está probablemente más relacionado con el entrenamiento que con la lateralización cerebral.

¿Por qué soy zurdo? Un misterio del cerebro

Respecto a las causas por las que unas personas son zurdas y otras diestras, se han estudiado numerosos factores, pero no se conoce con exactitud. Existe un componente hereditario en una cuarta parte de los casos, aunque otros factores, menos conocidos, también influyen (culturales, hormonales, etc.). Se han realizado diversos estudios relativos al embarazo, incluyendo los niveles de testosterona prenatales, pero ninguno ha sido concluyente.

Medico Zurdos y diestrosDr. Juan Carlos García-Monco Carra
Médico de IMQ especialista en Neurología

+ No hay comentarios

Añadir uno