<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

La bronquiolitis en bebés: causas, síntomas y tratamientos

La bronquiolitis en bebés: causas, síntomas y tratamientos
Dr. David Belver
Pediatra de IMQ

La bronquiolitis en bebés es una de las infecciones víricas más frecuentes durante los seis primeros meses de vida. También es una de las principales causas de ingresos hospitalarios a esta edad. 

Por este motivo, desde IMQ, queremos explicarte qué es la bronquiolitis en bebés, cuáles son sus causas principales, los síntomas y algunos posibles tratamientos. 

Qué es la bronquiolitis

La bronquiolitis es una infección de tipo vírico. El virus que suele provocarla es el VRS o virus respiratorio sincitial. Lo normal es que aparezca cuando acaba el otoño y hasta finales de primavera, aunque puede darse durante todo el año. 

La bronquiolitis provoca una inflamación de los bronquiolos, obstruyendo las vías aéreas e impidiendo el paso del aire. Esta enfermedad es más frecuente en bebés, seguramente porque sus bronquiolos son más pequeños y su sistema inmune aún no está desarrollado. 

Pero, ¿cómo se contagia? Al ser de tipo vírico los niños la adquieren por medio de infección. Una infección respiratoria leve en otro niño, bebé o adulto, es suficiente para desencadenarla. 

El contacto indirecto o directo con el virus produce el contagio en el bebé. Los factores determinantes para que esto suceda son:

  • Exposición al tabaco. 
  • La asistencia a guarderías a muy temprana edad. 
  • Estar en contacto con otros niños o bebés. 
  • Escasa ventilación. 
  • Vivir en ciudades. 
  • No haber recibido nunca lactancia materna. 
  • Que algún familiar directo tenga antecedentes de haber padecido enfermedades respiratorias. 

Síntomas de la bronquiolitis en bebés

Los síntomas de la bronquiolitis en bebés son los siguientes:

  • Periodo de incubación. Durante los primeros 3-8 días se produce el contagio y aparecen los primeros síntomas. Suele confundirse con un catarro común, ya que provoca tos, aumento de las secreciones nasales y lagrimeo. 
  • 3 a 7 días siguientes. Aparecen silbidos audibles en el pecho, la respiración se acelera, y el bebé muestra serias dificultades para respirar. El niño está cansado y presenta somnolencia todo el día y picos de fiebre que no suelen superar los 38 grados. Además, está muy irritable. Si el bebé es muy pequeño pueden darse episodios de apnea de menos de 10 segundos como primer síntoma.

Las bronquiolitis pueden ser leves, moderadas o graves. En los casos graves el bebé muestra serias dificultades para respirar. La respiración se acelera, se hace muy corta y hay mucho aleteo nasal. En la zona de las costillas los músculos se mueven hacia dentro, como si se succionara la carne, marcando las costillas o moviendo mucho el abdomen. Como consecuencia, algunos niños pueden tener dificultad para alimentarse, y a veces pueden presentar algún vómito o atragantamiento.

Diagnosticar la bronquiolitis en bebés

Cuando notamos que nuestro pequeño padece alguno de estos síntomas, lo aconsejable es acudir al pediatra. Este revisará la historia clínica y llevará a cabo un examen físico para valorar al lactante. 

Debemos acudir de inmediatamente si:

  • Los silbidos en la respiración son audibles.
  • Emite un quejido al respirar.
  • El bebé respira muy rápido (más de 60 respiraciones por minuto) y de forma superficial. 
  • Está muy agitado o bien muy dormido.
  • Si le cuesta mucho respirar y notamos que en la zona de las costillas los músculos están succionados.
  • Hace pausas respiratorias.
  • La fiebre es muy alta.
  • Presenta color azul en los labios o las uñas espontáneamente o con la tos.
  • Que no quiera beber, o cuando lo haga, respire demasiado rápido. 
  • Rechaza o presenta dificultad para ingerir alimentos.

Es importante contar con un buen experto, pues uno de los problemas más comunes es la dificultad de diferenciar la bronquiolitis de otras enfermedades respiratorias. Además, el médico ha de ser capaz de valorar si puede haber complicaciones con el cuadro que presenta el bebé. 

Si vamos de urgencias, lo normal es que los hospitales realicen una prueba rápida para detectar el VRS. Se hace a través del moco nasal y los resultados se dan en 2 horas. 

Solamente se realizan pruebas adicionales si el caso se complica. Estas suelen ser análisis de sangre y radiografías de tórax. 

Tratamiento de la bronquiolitis en bebés

Ahora bien, ¿qué podemos hacer nosotros como padres? ¿Cuál es el tratamiento de la bronquiolitis en recién nacidos? 

Bronquiolitis en bebés. Tratamiento natural

Podemos hacer frente a los síntomas más frecuentes del siguiente modo:

  • Para evitar que se deshidrate, debemos hacer que el bebé tome mucho líquido. En caso de tener menos de 6 meses, si damos el pecho, deberemos aumentar las tomas para que se hidrate. Si toma lactancia artificial, consulta la pauta con tu pediatra. 
  • El modo de aliviar la congestión nasal es despejando la nariz del pequeño. Los lavados nasales antes de comer y de dormir son una gran opción y lo más aconsejado por los pediatras. Pregunta a tu pediatra cómo hacerlos.
  • Fraccionar las tomas de alimentos, dar menos cantidad pero más frecuentemente. Los niños con bronquiolitis tienen poco apetito y se cansan durante las tomas con facilidad.
  • En caso de que se presente fiebre, lo más probable es que haya que utilizar apiretales. Jamás mediques a un bebé sin supervisión médica. Se puede administrar paracetamol o ibuprofeno (este último, en mayores de 6 meses). También puede ayudar a bajar la fiebre, de manera natural, aplicar paños húmedos en axilas y frente, pero solo es necesario en picos muy altos. 
  • Elevar un poco la cabecera de la cama/cuna ayuda a respirar algo mejor.

Si el cuadro empeora, las consecuencias de la bronquiolitis en bebés puede llevar a una deshidratación elevada y a problemas respiratorios muy graves, y seguramente se requerirá hospitalización. Es probable que el pequeño necesite oxígeno, medicamentos, líquidos intravenosos, y, en los casos más graves, un respirador de manera temporal.  

Cómo podemos evitar que nuestro hijo enferme

  • Lavarse las manos frecuentemente.
  • No tener contacto con personas que estén resfriadas o tengan fiebre. Sobre todo, durante los primeros dos meses de vida y, más aún, si el niño es prematuro. Recuerda que su sistema inmunitario está sin formar. 
  • Limpieza y ventilación. Si hay personas convivientes enfermas, limpia las superficies y los objetos que tocan con más frecuencia y ventila bien la casa. 
  • Cubrirnos cuando tosamos o estornudemos. Hazlo con un pañuelo y, cuando acabes, deséchalo en la papelera. A continuación, lávate bien las manos.
  • Evitar los lugares concurridos si es posible, especialmente donde haya muchos niños.
  • Evitar totalmente la exposición al humo de tabaco.
  • Se recomienda la lactancia materna, ya que los niños que la toman están más protegidos contra la bronquiolitis.

Si a pesar de todos estos cuidados, nuestro hijo tiene bronquiolitis, debemos evitar que salga hasta que se haya curado. Si va a la guardería deberá quedarse en casa para que otros niños no se contagien. 

Como ves, la bronquiolitis en bebés es bastante más frecuente de lo que podemos imaginar. Controlar la deshidratación, ablandar el moco y ayudar a que mejore la respiración, son las claves para controlar esta infección

Recuerda que es necesario acudir a un experto para que pueda hacer una valoración del cuadro médico y darnos la pauta a seguir. Mantén la calma, muy pronto tu bebé se encontrará bien. 

Conoce las enfermedades infantiles más comunes

Saber más sobre

Artículos relacionados

Piel atópica en bebés: todo lo que necesitas saber
La piel atópica en bebés es una enfermedad cutánea muy frecuente y con un componente genético ...
Artículo 2 min
¿El asma en niños desaparece? Síntomas y tratamiento
¿Sabías que el asma en niños se considera una de las enfermedades crónicas más frecuentes durante ...
Artículo 2 min
Esquizofrenia infantil: causas, síntomas y primeras señales de alerta
La mayoría de las personas creen que la esquizofrenia aparece en la adolescencia o en la madurez ...
Artículo 3 min

Guías y recursos

Primeros dientes de tu bebé: resolvemos las dudas más frecuentes
Con Nerea Fika, la odontóloga del centro dental IMQ Areeta.
Vídeo
Las enfermedades infantiles más comunes: De 0 a 3 años
En esta guía encontrarás las enfermedades infantiles más comunes hasta los 3 años y sus principales ...
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable