<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Síndrome de confusión del pezón: qué es y cómo solucionarlo

síndrome de confusión del pezón
Dra. Marcela Pérez Casteli
Pediatra en los centros IMQ Zurriola e IMQ Teknia Irún

El síndrome de confusión del pezón es una manifestación de que, en algunos casos, la lactancia puede convertirse en algo más complejo que una función natural. La correcta relación entre la madre y el lactante requiere de ciertas condiciones que vamos a explicar aquí. ¡Sigue leyendo para saber más!

¿Qué es el síndrome de confusión del pezón y por qué se produce?

A pesar de que se trata de un tema controvertido, la confusión del pezón o síndrome tetina-pezón depende en buena parte de los bebés. Algunos pueden succionar cualquier dispositivo relacionado con la lactancia, mientras que otros se muestran más exigentes y rechazan el pecho después de haber probado el biberón.

Las casas comerciales que trabajan con tetinas suelen afirmar que son muy similares al pezón materno, pero no es así. A pesar de los avances, las diferencias entre pezón y tetina siguen siendo notables y el lactante puede detectarlas de inmediato. El biberón y el pecho le imponen diferentes dinámicas relacionadas con el grado de esfuerzo. Asimismo, la colocación de la lengua y de los labios es distinta en cada caso.

El principal cambio es que la succión del pezón proporciona un flujo más lento y más fisiológico, por lo que es difícil atragantarse. El biberón, por el contrario, vierte un volumen mayor en menos tiempo y el bebé debe interponer la lengua para evitar que la boca se llene de líquido.

En algunos casos, los lactantes que han probado el biberón unas pocas veces comienzan a rechazar el pecho, porque parece que olvidan cómo alimentarse a través de él. No obstante, comprobarás que no se trata propiamente de una confusión, sino de una preferencia: simplemente, le gusta más el biberón porque es más descansado mamar de él.

Tipos de pechos

En algunos casos muy particulares, los pezones pueden no estar totalmente formados o presentan algunas particularidades que hacen un poco más difícil la lactancia. El normal sobresale algunos milímetros de la areola. Luego, existe el pezón plano, que no tiene relieve, pero que se hace más protuberante con el estímulo de la succión.

Los tipos de pechos con más inconvenientes son los que tienen los pezones invertidos, ya que presentan una depresión que dificulta el flujo de leche. En grados avanzados, la lactancia es imposible.

¿Cómo reaccionan los bebés con confusión del pezón?

Hay diversos grados de reacciones negativas. Algunos lloran, están inquietos o protestan un poco, pero al final toman el pezón materno. En otros casos, parecen no encontrarlo y buscan con frustración de un lado a otro, aunque sin asirse. También pueden reaccionar mal cuando se les trata de colocar en la posición para amamantar y empujan el pecho con las manos para alejarlo.

Cuando se produce un mayor rechazo, lloran mucho y se agitan agresivamente al intentar acercarlos. El problema es que esta actitud puede afectar a la alimentación y la salud de los bebés. Parece que no quieren mamar, sin embargo, lo que sucede es que quieren hacerlo del biberón.

Posibles soluciones

Si te has decantado por la lactancia mixta y comienzas a observar que hay un rechazo al pecho, lo mejor es suprimir las fórmulas, para que puedas proseguir con la lactancia materna. Recuerda que la Asociación Española de Pediatría la recomienda para los primeros meses de vida.

El relactador es un recipiente con una sonda fina que se fija con esparadrapo al pezón cuando vas a dar el pecho. Puedes colocar en su interior leche materna o proporcionar al bebé alimentación complementaria. Es una manera de sustituir al biberón sin separar al bebé del pecho, pues va a seguir succionando del pezón.

Si lo que quieres darle es leche extraída, lo más apropiado es utilizar el método jeringa-dedo. Se trata de ofrecerle algo que no sea la tetina para tratar de recuperar lo natural.

Consiste en introducir un dedo en la boca, sin forzar, empujando la arcada superior. En esta postura, se vierte leche materna de una jeringa, lentamente, dentro de la boca. De esta manera, el bebé va a colocar la lengua en la misma posición que adopta al mamar del pezón, y con paciencia se le puede entrenar de nuevo.

Otra forma es ofrecerle el pecho, colocarlo cerca y, así, el contacto con la piel puede estimularlo. Para los que empiezan a mamar, pero al rato se frustran, puede que la velocidad con la que fluye la leche sea un problema. En ese caso, puedes comprimir la mama para ayudar a que el volumen sea mayor y se quede más tranquilo, aunque también es posible recurrir al relactador.

El síndrome de confusión del pezón se puede solucionar si comprendes cuál es el mecanismo que está interfiriendo con la lactancia. Si tienes dudas, pregunta a tu pediatra, quien te brindará algunos consejos útiles para solucionarlo.

Saber más sobre

Artículos relacionados

Moluscos contagiosos, una infección común en la infancia
El molusco contagioso es una infección viral crónica y produce lesiones con particularidades que ...
Artículo 3 min
Cambios psicológicos y emocionales durante la adolescencia
Los cambios psicológicos de la adolescencia acompañan a la transformación física y exigen una ...
Artículo 4 min
Colecho: ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?
El colecho es una práctica cada vez más difundida, recomendada y aceptada. Gracias a ella, madres y ...
Artículo 3 min
¿Cuál es el peso recomendable para los niños según la edad?
El peso de los niños, junto con la talla, son dos parámetros muy importantes que nos hablan de su ...
Artículo 3 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable