Absentismo laboral: más que un problema de salud


Las lumbalgias y la gripe son las patologías que más inciden en los trabajadores y más bajas y absentismo provocan en las empresas.

El absentismo laboral es, sin duda, una de las cuestiones que más preocupa a las empresas por los problemas organizativos que suscita y los costes que genera. Su impacto económico asciende cada año a 4.768 millones de euros para la Seguridad Social por prestaciones económicas y a 4.503 millones para las empresas por el abono de la prestación económica en los primeros días de baja.

El motivo más habitual que impide acudir al puesto de trabajo es la enfermedad común con baja de incapacidad laboral transitoria. En este sentido, las lumbalgias y la gripe son las que tienen una mayor relevancia en cuanto a horas perdidas y costes, seguidas de afecciones relacionadas con la vista -conjuntivitis, fatiga visual–, el estómago –gastroenteritis– o la mente desórdenes psicológicos–.

En los últimos años se ha observado un crecimiento en el número de bajas por enfermedad en el Estado. Un problema que supone un significativo incremento de costes tanto para las empresas, como para el propio sistema sanitario. Por otra parte, a nadie le agrada estar enfermo. Pues bien, la mejor forma de mantener la salud es la prevención y aplicación de unas sencillas medidas higiénicas.

Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado

Lumbalgias

Las lumbalgias tienen el dudoso honor de ser la primera causa de baja laboral en España. La tecnificada sociedad del bienestar resulta un caldo de cultivo excepcional para el aumento de los casos de esta incómoda patología. Las dolencias de columna vertebral representan el 20% de las bajas laborales temporales y ocasionan 113.000 anuales; además, son responsables del 50% de las jubilaciones anticipadas. Cerca de un 8% de la población española sufre lumbalgia crónica, la molestia dorsal más común, y el 80% sufrirá un episodio al menos una vez en la vida. Sin embargo, es relativamente sencillo evitar o al menos disminuir su incidencia. La mejor forma de prevenirla es el ejercicio físico una vez por semana, que además favorece la recuperación en los procesos que se han cronificado y disminuye las recidivas.

Gripe

Las infecciones del tracto respiratorio encabezan los motivos de consulta en la población laboral. Dentro de estos procesos, la gripe tiene una especial incidencia, y se considera, a día de hoy, una de las enfermedades con mayor re-percusión económica y laboral. Esta patología provoca entre el 10% y el 12% de las bajas por enfermedad, lo que se traduce en una pérdida media de cinco días laborables por cada trabajador y de 70 millones de horas al año.
La mejor forma de prevenirla es vacunándose, más aún si la persona pertenece a algún grupo de riesgo, puesto que reduce en un 44% las visitas al médico y hasta en un 70% el absentismo en el puesto de trabajo.
jon-de-lahuerta

DR. JON DE LAHUERTA
Médico, especialista en Medicina del Trabajo de IMQ Prevención