Pie de atleta: molestos hongos en los pies


El denominado pie de atleta es una infección de los dedos o de las plantas de los pies por hongos dermatofitos que atacan la piel. Suele ser muy frecuente ya que alrededor de un 10% de la población sufre este tipo de hongos en los pies. Los últimos estudios demuestran que es una patología en crecimiento por el tipo de calzado que se lleva y la práctica creciente de actividades deportivas.

El pie de atleta se da más en los adultos que en niños, y es más común en varones. En este sentido, remarcar que la incidencia es mayor en aquellos que usan baños y duchas de instalaciones deportivas –de ahí su nombre– y piscinas comunitarias, por lo que el verano suele ser una época proclive para su aparición.

¿Cuáles son los síntomas del pie de atleta?

Los síntomas que deben alertar de la presencia de hongos en los pies son la descamación, el enrojecimiento y la maceración de la piel entre los dedos, sobre todo entre el tercero y el cuarto. También pueden aparecer vesículas y ampollas en la zona, así como el típico picor y olor desagradable producidos por la acción de las bacterias.

Cuando se aprecien los primeros síntomas de pie de atleta hay que acudir al especialista para que realice un diagnóstico, bien sea con la observación directa de estas lesiones o con un examen más pormenorizado a través del microscopio. Además, puede efectuar un cultivo para determinar el hongo causante de las molestias en los pies o la posible sobreinfección por bacterias.

Por lo general, se administran antifúngicos tópicos que deben aplicarse dos veces al día durante unas dos semanas, aunque las recaídas son frecuentes. A veces, se requerirá el uso de fármacos por vía oral e incluso antibióticos tópicos u orales para el tratamiento de la posible sobreinfección bacteriana. También es útil espolvorear el interior del calzado con polvos antimicóticos.

Hongos en los pies: la importancia de prevenir

Como suele ser habitual en estos casos, el mejor tratamiento es siempre la prevención. Es muy importante tomar medidas que garanticen una higiene correcta de la piel, manteniendo los pies limpios y secos, especialmente entre los dedos, usando si fuera necesario un secador.

Además, se recomienda usar polvos astringentes (secantes) si existe un exceso de sudoración, evitar el calzado oclusivo no transpirable y lavar la ropa que haya estado en contacto con los pies (calcetines, toallas, etc).

Posibles complicaciones de los hongos en los pies

Dentro de las complicaciones más frecuentes del pie de atleta cabe mencionar la sobreinfección bacteriana, la reacción dermatofítica, que es una erupción en otra zona debido a una respuesta alérgica, la infección de la uña (onicomicosis)… Deben tener especial cuidado los pacientes diabéticos e inmunodeprimidos, que son más susceptibles de padecer esta patología.

Muchas personas reducen el número de aplicaciones diarias y abandonan prematuramente el tratamiento, por ello se han desarrollado cremas de una única aplicación. También se está usando el láser para curar las onicomicosis.

Amaia Mariscal Polo dermatóloga de IMQ

 

Dra. Amaia Mariscal Polo
Especialista en Dermatología de IMQ

+ No hay comentarios

Añadir uno