<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

¡Ojo con la boca a partir de los 65!

¡Ojo con la boca a partir de los 65!

Ir cumpliendo años es casi siempre algo bueno, pero hacerlo de forma saludable es mejor todavía. Nuestro metabolismo, fisiología y anatomía van modificándose a medida que nos hacemos mayores y la boca no es ajena al paso del tiempo.

Modificaciones en la morfología, composición y calidad del hueso alveolar, retracción gingival, disminución del flujo salival, cambios epiteliales en lengua y mucosas, calcificaciones pulpares, etc. son algunos de los cambios a los que se enfrentan las diferentes partes de nuestra boca con el paso de los años. Cuanto más nos acercamos a la tercera edad, más nos exponemos a que la combinación de éstos factores lleve a un deterioro de la salud oral manifestado en fracturas dentales, movilidad dental, aparición de caries típicas en esta etapa de la vida e incluso y en el peor de los casos, la pérdida de uno, varios o todos los dientes, que acabe en una disminución de la calidad de vida al impedirnos o complicarnos el desenvolvimiento normal en actividades como comer, hablar o relacionarnos con nuestro entorno.

Por ejemplo, durante nuestro desarrollo, tanto el maxilar superior como el inferior están sometidos a un continuo proceso de remodelación en el que se van combinando los procesos de osteogénesis y osteolisis, es decir, de formación y destrucción de hueso. Durante toda la vida ambos se mantienen en equilibrio; lo que se destruye, por un lado, se genera por otro. Esto deja de ser así al llegar a la tercera edad, donde en la mayoría de casos la osteolisis predomina y hace que poco a poco vayamos perdiendo hueso de soporte, lo que se ve reflejado en nuestras encías, que van retrayéndose poco a poco. A su vez, la retracción de encías tiene sus propias consecuencias, como la predisposición a sufrir caries de cuello y radiculares y el aumento en la movilidad de los dientes. Estos cambios propician que la edad vaya ligada a un deterioro en la integridad de la salud oral, que se manifiesta en último grado con la pérdida de dientes.

En diversas encuestas sobre salud oral realizadas en España, se refleja que el grupo de edad más afectado por todo tipo de patologías relacionadas con la boca y sus diferentes estructuras es el grupo que comprende edades entre 65 y 74 años. Esto se ve en un índice CAOD mayor al resto de grupos. Este índice marca la cantidad de dientes con caries, dientes ausentes o dientes obturados que presentan los pacientes. Es, por lo tanto, cuando nos acercamos a esta edad, cuando debemos realizar un mayor control para supervisar el deterioro normal acumulado a lo largo de la vida y ser capaces de atajar posibles problemas a tiempo y de la manera tanto técnica como económicamente más sencilla.


New Call-to-action

Dificultades y enfermedades derivadas de una mala salud oral

La dificultad para comer es sólo uno de los problemas y no de los más graves, si lo comparamos con los resultados de estudios recientes que relacionan el deterioro de la salud oral, ya sea por la pérdida de uno, varios o todos los dientes o por una mala higiene o mantenimiento, con una mayor incidencia de enfermedades sistémicas como patología obstructiva arterial periférica, incluso algún tipo de neoplasias de cabeza y cuello, pero también  con patologías agudas como el infarto agudo de miocardio y la angina de pecho. Incluso los últimos estudios establecen cierta relación positiva aún sin confirmar y para lo que se necesitarían más estudios, con enfermedades degenerativas, tales como con la demencia y enfermedad de Alzheimer.

Estas interacciones necesitan ser estudiadas en profundidad para ver y aclarar si existe una relación directa o causalidad alguna. Aun sin haber confirmación de causalidad existe evidencia suficiente para asegurar que un deterioro en la salud oral conlleva un detrimento en la salud general por múltiples vías. Es por ello importante para todo el mundo, pero sobre todo para las personas de edad avanzada que como hemos visto son los que más problemas orales sufren, acudir a su estomatólogo u odontólogo de confianza de forma periódica para confirmar que su salud oral está en buen estado, y de no ser así, poner remedio lo antes posible.

Luis SánchezLuis Sánchez
Odontólogo de IMQ Dental Deusto

Saber más sobre

Artículos relacionados

Fisuras dentales: tipos de grietas en los dientes y cómo tratarlas
¿Sabías que las fisuras dentales son uno de los principales motivos de consulta con el dentista? Es ...
Artículo 2 min
Cuándo operar las cataratas
La cirugía de cataratas es la intervención quirúrgica más practicada y, quien más quien menos, ...
Artículo 2 min
Síntomas y causas del colesterol alto: ¿cómo prevenirlo?
Las alteraciones del metabolismo relacionadas con los lípidos –conocidas como dislipemias y que ...
Artículo 3 min
¿En qué consiste el blanqueamiento dental? Procedimiento, precio y duración
La búsqueda de la sonrisa perfecta se ha convertido en una obsesión para muchas personas. Ya no es ...
Artículo 2 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable