<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Tratamiento de periodoncia, qué es y qué tipos existen

Tratamiento de periodoncia, qué es y qué tipos existen
Ainara Aznar Casanova
Odontóloga en la clínica dental IMQ Avenida

Muchas veces, con el paso del tiempo, empezamos a notar ciertas molestias en nuestras encías. Las más comunes son el sangrado y la inflamación. Pero ¿cómo podemos tratar estas afecciones bucales? ¿Hay alguna rama de la odontología que se dedique a ellas? Efectivamente, existen diferentes tratamientos de periodoncia para solucionar esta clase de dolencias. Hablamos de ellos a continuación. 

Periodoncia, ¿qué es?

La periodoncia es la rama odontológica especializada en solucionar problemas relacionados con:

  • Las encías.
  • El periodonto o los tejidos que soportan el diente.
  • El hueso alveolar, encargado de sostener y alojar los dientes en los alvéolos.

La periodoncia se encarga de curar o prevenir la retracción de encías, evitar el sangrado e incluso eliminar el sarro. Las enfermedades que trata son variadas y van desde afecciones leves, como puede ser la gingivitis, a otras mucho más graves, como la periodontitis.

Tipos de tratamientos de periodoncia

El periodoncista es el especialista encargado de realizar los tratamientos de periodoncia. Según la gravedad del caso existen diferentes tipos:

  • Los tratamientos periodontales quirúrgicos.
  • La regeneración periodontal.

Tratamientos periodontales sin cirugía

Los tratamientos periodontales sin cirugía son los menos invasivos. Pueden aplicarse tres tipos:

  1. Raspados o curetajes. Eliminan las bacterias y el sarro que se acumula en la superficie de los dientes y por debajo de las encías. Se pueden realizar con dispositivos ultrasónicos o por medio de un tratamiento láser.
  2. Alisado radicular. Sirve para alisar la superficie de las raíces con el fin de eliminar el sarro y las bacterias de manera profunda.
  3.  Antibióticos. Controlan las infecciones causadas por bacterias. Pueden ser de uso tópico u oral.

Tratamientos periodontales quirúrgicos

Cuando el problema es más complicado y existe una periodontitis avanzada se recurre a la cirugía periodontal. Entre estos tratamientos despuntan los siguientes:

  • Cirugía periodontal o cirugía periodontal a colgajo. Levantando la parte de la encía afectada el periodoncista realiza un raspado y alisado de la raíz. Si el hueso ha sufrido pérdidas se puede moldear de nuevo. Esta técnica permite al especialista llegar a las zonas más profundas a las que no se puede acceder sin cirugía.
  • Los injertos de tejido blando. Lo más frecuente es utilizar parte del tejido del paladar o de la zona de las encías que no está afectada, para reforzar el tejido blando dañado. Se suele recurrir a esta técnica con el fin de detener la retracción de las encías. Por medio de esta cirugía plástica periodontal recuperamos nuestra sonrisa de una manera eficaz.
  • Injerto óseo. Si la periodontitis ha afectado al hueso que rodea a la raíz, se realiza un injerto óseo utilizando pequeños fragmentos de hueso propio, donado o sintético. Si el diente está afectado es importante actuar lo antes posible para mantener la pieza sana y alargar su vida útil.

Regeneración periodontal

Con la regeneración periodontal se persigue la recuperación de los tejidos que se hayan perdido, ya sean duros o blandos, al verse afectados por la enfermedad periodontal. Muchas veces la estimulación de la regeneración de los tejidos es un complemento de las cirugías. Entre los principales, distinguimos:

  • La aplicación de proteínas estimulantes de tejidos por medio de un gel especial sobre los dientes afectados. Este tratamiento estimula el crecimiento tanto de los tejidos como del hueso.
  • Y la regeneración tisular. Con este tratamiento se evita que las bacterias sigan atacando el hueso y permite que este vuelva a crecer.

¿Cuándo debo hacerme un tratamiento periodontal?

Si has comenzado a notar ciertas molestias en las encías, como inflamación o sangrado habitual, te recomendamos que acudas a un especialista en periodoncia para que evalúe el estado de los tejidos blandos y duros de tu dentadura. De esta manera podrá comprobar si padece periodontitis y si es necesario aplicar algún tipo de tratamiento.

Entre los síntomas más frecuentes por los que es recomendable acudir al dentista para solicitar una segunda opinión se encuentran los siguientes:

  • Encías que sangran con facilidad.
  • Encías inflamadas.
  • Creación de nuevos espacios entre los dientes.
  • Mal aliento.
  • Movimiento de los dientes.
  • Dolor al masticar.
  • Retracción de las encías.
  • Aparición de pus.

Puntos clave a recordar

Un buen mantenimiento periodontal es vital cuando aparecen afecciones en las encías de manera permanente. Atajar a tiempo el problema evita que éste degenere en algo más grave, como la periodontitis. 

Saber más sobre

Artículos relacionados

Tipos de ortodoncia invisible, cómo alinear los dientes sin que se note
Cada vez son más las personas que se animan a corregir la posición de sus dientes. Gracias a este ...
Artículo 2 min
Qué tipos de férula de descarga para el bruxismo existen
El bruxismo es un problema dental frecuente que afecta aproximadamente al 20 % de la población ...
Artículo 2 min
¿Cómo prevenir las caries? 10 consejos para evitarlas
Las caries son una de las patologías de la boca más comunes. Es frecuente que todas las personas ...
Artículo 4 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable