<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Rehabilitación cardiaca, aprender a cuidarse de por vida

Rehabilitación cardiaca, aprender a cuidarse de por vida

La rehabilitación cardiaca busca, a través de un proceso que agrupa varias disciplinas, mejorar la situación de cualquier paciente que tenga un diagnóstico cardiológico. El último objetivo de la rehabilitación cardiaca es, además, que los pacientes aprendan a cuidarse de por vida y, para lograr ese propósito, se desarrolla un programa adaptado a cada paciente que combina pruebas médicas, educación y ejercicio físico, así como, en ocasiones, apoyo psicológico.

Paciente tipo

El usuario típico de este modelo de rehabilitación es un paciente coronario que ha pasado por infartos, anaginas de pecho, bypass coronarios, etc. Pero, ahora bien, las personas que presentan factores de riesgo relevantes, a pesar de no tener ninguna patología y no entrar estrictamente en la definición de cardiología cardiaca, también obtienen beneficios al participar en un programa educativo, deportivo y que garantiza que la persona cumple con las medidas de tratamiento. De hecho, los aspectos positivos se extenderían a cualquier tipo de paciente.

En cuanto al desarrollo del programa, el trabajo comienza con una valoración clínica y de los riesgos del paciente mediante pruebas como un ecocardiograma, prueba de esfuerzo, etc. Una vez asentada esa base, se pasaría a la variante teórica del programa con charlas y material educativo sobre aspectos relativos a la dieta, el tabaco, el ejercicio y la medicación. Esta área pretende que el paciente sea autónomo, aprenda a cuidar de sí mismo y sepa cuáles son los objetivos que ha de seguir para el control de su enfermedad.

Bloques del programa

El último gran bloque del plan es el ejercicio, supervisado o no por un profesional. Será supervisado en aquellas personas con riesgo alto o intermedio y no supervisado en los de bajo. Lo habitual es acudir al gimnasio tres días a la semana durante seis u ocho semanas, una hora u hora y media. A lo largo de estas sesiones, se realizan ejercicios dinámicos en bicicleta o cinta de correr, ejercicios de fortalecimiento muscular y sesiones de relajación. Generalmente, cuantas más sean estas sesiones, mejor será la adhesión a largo plazo del programa de ejercicio.

Una vez que se ha completado la parte educativa y física, los pacientes acuden a una consulta de alta donde se emite un informe que contiene los objetivos a alcanzar y el ejercicio a realizar a largo plazo.

Los beneficios que reportan este tipo de programas, a pesar de que la situación siempre mejorará respecto al punto de partida tras el episodio cardiológico, dependerán de las secuelas que el episodio haya podido ocasionar en el paciente. Algunos de ellos presentan secuelas graves como insuficiencia cardiaca, fatiga, etc., que condicionarán su recuperación. Por el contrario, aquellos pacientes afectados que no presentan secuelas y siguen las indicaciones del programa (dejar de fumar, cuidar la dieta y hacer ejercicio), pueden alcanzar una situación mejor que la anterior a sufrir el episodio cardiológico.


IMQ seguros de salud más comprometidos que nunca

Programa multidisciplinar

El programa de rehabilitación cardiaca de IMQ constituye un proceso absolutamente interdisciplinar y las unidades cuentan con cardiólogos, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, enfermeras y personal de apoyo, como los psicólogos, que colaboran entre sí para abarcar y personalizar adecuadamente todas las facetas del tratamiento.

El cardiólogo, director de la unidad, lleva acabo la valoración clínica, la valoración de riesgos, y establece las limitaciones del paciente. El rehabilitador prescribe el ejercicio, establece las limitaciones del aparato locomotor y, en función de la categoría de riesgo, el entrenamiento a realizar y las cargas del mismo. El fisioterapeuta es el responsable de aplicar las cargas al paciente en el gimnasio y, mientras tanto, la enfermera monitoriza múltiples parámetros del paciente, como la glucosa o la presión arterial. Por último, un psicólogo o psicóloga hace un abordaje sobre los factores de riesgo psicológico, como la ansiedad, depresión, hostilidad, etcétera.

Saber más sobre

Artículos relacionados

¿Qué es el estrés laboral? Síntomas, causas y cómo prevenirlo
El estrés es uno de los problemas psicosociales que más ha aumentado en los últimos tiempos; no ...
Artículo 3 min
Cuándo operar las cataratas
La cirugía de cataratas es la intervención quirúrgica más practicada y, quien más quien menos, ...
Artículo 2 min
Colposcopia: qué es, para qué sirve y cómo prepararse
¿Has oído alguna vez hablar a tu ginecólogo o médico de cabecera de la colposcopia? ¿Sabes en qué ...
Artículo 3 min
Síntomas y causas del colesterol alto: ¿cómo prevenirlo?
Las alteraciones del metabolismo relacionadas con los lípidos –conocidas como dislipemias y que ...
Artículo 3 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable