<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

¿Por qué salen las canas?

¿Por qué salen las canas?

Resulta indudable la belleza que nos confiere nuestro cabello. Cabello tintado de las diferentes tonalidades de la paleta de colores (rubio, moreno, cobrizo…) en función de la presencia, mezcla y concentración de la eumelanina (pigmento melánico más oscuro) o la feomelanina (pigmento melánico más claro) sintetizados por el melanocito.

Cuando este melanocito está ausente tras la muerte de las células madre del bulbo piloso de las que derivan, o tras un agotamiento funcional fruto del envejecimiento, comenzamos a peinar canas.

A nivel molecular, estudios recientes señalan, como causa de la canicie, la ausencia o agotamiento en la expresión de un enzima, el MSR, encargada de reducir la concentración de peróxido de hidrógeno. Éste, incrementaría su concentración, evitando la acción de la tirosinasa (enzima necesaria para la producción de melanina) con el consiguiente blanqueo del cabello.

Se calcula que entre un 6 y un 23% de la población mundial tendrá un 50% del cabello con canas a los 50 años.

Entonces, podríamos concluir que la aparición de las canas se relaciona con el proceso del envejecimiento —canicie fisiológica— y se inicia en diferentes décadas dependiendo de la condición étnica. Comienza haciéndose evidente en las sienes y parte posterior de la cabeza para generalizarse con posterioridad.

Factores que anticipan su aparición 

Sin embargo, existen diferentes factores que pueden anticipar la aparición de canas en el pelo:

  • Factores genéticos (hereditarios). La genética de nuestros padres o abuelos puede influir en la aparición de canas. Además, existen patologías genéticas que asocian presencia de canas. El síndrome de Waanderburg, en el que las canas aparecen agrupadas en mechones o poliosis, y asocia a su vez, anomalías faciales (puente nasal ancho), alteraciones en la visión y heterocromías oculares, sordera, estreñimiento, dolor articular y rigidez. El síndrome de Werner o envejecimiento prematuro.
  • Ciertas enfermedades como el hipotiroidismo, el vitíligo...
  • El estilo de vida
  • Una alimentación deficitaria conlleva a la carencia de vitamina B12 (anemia perniciosa) o de antioxidantes, como el hierro, cobre o zinc.
  • El consumo de tóxicos como el tabaco, el alcohol o ciertos medicamentos.
  • Situaciones de estrés continuado, en las que el cuerpo se reserva la energía para garantizar las funciones de supervivencia vital y prescinde de la producción de melanina. Además, esta situación de estrés, conlleva a una caída brusca de pelo o efluvio telógeno, que le confiere mayor visibilidad a las canas. De ahí que, durante y tras la pandemia, se hayan hecho más notorias.
  • El abuso del secador, las planchas, tintes inadecuados u otros productos químicos que puedan dañar el pelo y el cuero cabelludo.
  • Una higiene no adecuada a nuestro tipo de cabello o el uso de agua muy caliente. 

Consejos para evitar las canas

  • Evitar el estrés realizando técnicas de relajación, como el yoga, o cualquier deporte que nos ayude a liberar tensiones.
  • Llevar una alimentación sana.
  • Utilizar champús y productos para el cabello que contengan una enzima antioxidante presente en el bulbo del cabello —dopacromo tautomerasa— que pueden ayudar a reforzar los melanocitos.

Tres tipos de cana

Si por el contrario, decidimos lucir una melena blanca, símbolo de empoderamiento, tendencia estética o simple comodidad, debemos conocer que existen 3 tipos de canas y tenerlo en cuenta para lograr su perfecto cubrimiento.

  • La cana blanca que se caracteriza por no tener gránulos de melanina en la hebra capilar. Por eso es tan difícil teñirla, de hecho, el término correcto es que solo se matiza y lo puedes hacer con shampoo o tinte.
  • La cana gris que aún conserva algunos gránulos de melanina por lo que se puede teñir.
  • La cana amarilla que es la que conserva la mayor cantidad de melanina por lo que es más fácil teñirla.

Esta tendencia grey, conlleva un cuidado especial con productos libres de siliconas, parabenos y sulfatos, como champús específicos para que el cabello cano no tienda a amarillo o demasiado azul e, hidratantes que controlen su tendencia al encrespado y proporcionen el brillo que precisa. Además, es importante llevar un corte adecuado ya que el cabello largo es más difícil de mantener saludable.


IMQ seguros de salud más comprometidos que nunca

¿Mito o realidad?

Arrancar una cana no comporta la aparición de más. Además, este proceso realizado de forma crónica conlleva la creación de fibrosis en el folículo, es decir, muerte folicular. Así que... a lucir melena, cana o pigmentada, cuidando siempre de las perlas que la mantienen sana.

La mejor dieta para el pelo 

  1. Consumir yema de huevo, rica en vitaminas del grupo B necesarias para la formación de hemoglobina que transportará el oxígeno al folículo piloso.
  2. Vegetales de hoja verde, como las espinacas, que contienen vitaminas B6 y B12 que además, ayudan a renovar las células foliculares y, vitaminas A y C, que ayudan a mantener el cabello hidratado.
  3. El salmón, rico en omega-3, que proporciona firmeza y elasticidad al pelo. Además, contiene hierro y selenio que frenan la aparición de las canas.
  4. Aguacate y el chocolate, ricos en cobre, necesario para la formación de melanina y catalasa. Esta última descompone el peróxido de hidrógeno en sus átomos, oxígeno e hidrógeno, inocuos para el cabello.
  5. Frutos del bosque, ricos en antioxidantes que previenen el envejecimiento celular y, en vitamina C que mejora la circulación sanguínea y el consecuente aporte de oxígeno y nutrientes al cuero cabelludo.
  6. Los frutos secos, en especial nueces y almendras, cargados de zinc, selenio y vitamina B. Son potentes well-aging que mantienen la belleza de nuestro cabello regulando las hormonas.
  7. El té, en especial el de cola de caballo, contiene elevadas concentraciones de sílice que fortalece el cabello y protege su color. La sílice, a su vez, estimula la síntesis de colágeno y elastina, tan necesarios para las paredes vasculares y secundaria nutrición del folículo.
  8. La fruta, especialmente piña, sandía y melocotón, contienen altas cantidades de catalasa.

Marta Ballestero
Dra. Marta Ballestero 
Dermatóloga de IMQ 

Saber más sobre

Artículos relacionados

Esquizofrenia infantil: causas, síntomas y primeras señales de alerta
La mayoría de las personas creen que la esquizofrenia aparece en la adolescencia o en la madurez ...
Artículo 3 min
¿Cuáles son los síntomas del trastorno obsesivo compulsivo o TOC?
Probablemente has oído hablar del TOC. El cine y la televisión nos han dejado algunas películas y ...
Artículo 3 min
Cuándo operar las cataratas
La cirugía de cataratas es la intervención quirúrgica más practicada y, quien más quien menos, ...
Artículo 2 min
Colposcopia: qué es, para qué sirve y cómo prepararse
¿Has oído alguna vez hablar a tu ginecólogo o médico de cabecera de la colposcopia? ¿Sabes en qué ...
Artículo 3 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable