<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Los sofocos en la menopausia: por qué se producen y cómo aliviarlos

sofocos menopausia
Mónica Blas
Matrona en el Centro de Rehabilitación IMQ Deusto (Bilbao)

Los sofocos de la menopausia representan uno de los síntomas más frecuentes en esta etapa vital. Cuando son muy acentuados, pueden interrumpir las actividades cotidianas e incluso dificultar el descanso nocturno. En este artículo te vamos a dar algunas recomendaciones eficaces para aliviarlos.

¿Qué son los sofocos?

Entre los 45 y los 55 años de edad, la actividad de los ovarios comienza a declinar, y una de las funciones que va mermando es la secreción de estrógenos y progesterona. La consecuencia más evidente es que las reglas (con o sin dolor menstrual) se hacen escasas e irregulares.

En esta etapa, conocida como premenopausia, el organismo se adapta a las fluctuaciones hormonales que preceden al cese definitivo de la menstruación. Los síntomas que puedes sentir responden a esos cambios ováricos, entre ellos, figuran los siguientes:

  • Cefaleas.
  • Dolores articulares.
  • Pérdida del pelo.
  • Sofocos.
  • Relaciones sexuales molestas por falta de lubricación.
  • Alteraciones en el humor, tristeza e irritabilidad.

Los sofocos no tienen relación con las fuentes externas de calor. De hecho, aparecen como consecuencia de la alteración que causan las hormonas en el centro regulador de la temperatura, situado en el hipotálamo. La porción anterior es la encargada de disipar el calor, y la posterior, de conservarlo.

Cuando se afecta su funcionamiento, la temperatura se eleva súbitamente, lo que va seguido de una respuesta de vasodilatación. Esta última es la que genera los episodios de enrojecimiento y sudoración en la cara, el cuello y el tórax, que se acompañan de palpitaciones y ansiedad.

La intensidad de la premenopausia y sus síntomas cambian de una mujer a otra. Su duración total es de unos pocos meses, aunque pueden prolongarse por varios años. En la mayoría de las mujeres, los episodios desaparecen en minutos y son tolerables, pero en otras se repiten cada poco tiempo o se extienden hasta media hora.

En estos casos, entorpecen la actividad cotidiana y afectan a la calidad de vida. Los sofocos nocturnos a veces interrumpen el sueño e incluso generan insomnio.

Recomendaciones y consejos para aliviarlos

Estos consejos te pueden servir para que los calores aparezcan con menor frecuencia y sean más leves. Aunque existen varios medicamentos y terapias hormonales para tratarlos, es posible que baste con poner en práctica algunas medidas generales.

Usa la ropa adecuada

Utilizar prendas elaboradas con fibras que traspiren es lo mejor para aliviar los calores. En este sentido, el algodón y el lino son preferibles a cualquier tela sintética. Vestirse por capas también ayuda, ya que al sentir el aumento de temperatura puedes quitarte algo de ropa.

Baja la temperatura durante el sofoco

Algo tan simple como llevar un abanico contribuye a disipar el calor de forma eficaz. Por otro lado, tomar agua fría a pequeños sorbos te ayudará a bajar la temperatura corporal.

Evita los ambientes calurosos

Ventila la casa y especialmente la habitación poco antes de dormir. Utiliza el aire acondicionado de forma moderada y protégete del sol.

Los hábitos y la alimentación

Elimina de tus comidas el exceso de grasas, los condimentos como el glutamato monosódico y las salsas picantes. El café, el té y los refrescos que contienen cafeína no son recomendables, ya que empeoran los síntomas, algo que también ocurre con el consumo de alcohol.

Por último, recuerda que fumar, aparte de los graves riesgos de este hábito, se asocia con la aparición precoz de los síntomas de la menopausia y los empeora.

Mantén el peso correcto

Si tienes sobrepeso, trata de perder algunos kilos, ya que una capa de tejido adiposo debajo de la piel dificulta que el calor corporal se disipe. Por otra parte, si quieres evitar el aumento de peso en la menopausia, incluye una mayor cantidad de frutas y vegetales frescos en tu dieta.

Fíjate en los desencadenantes

Cada mujer vive la menopausia de una forma diferente, y con los estímulos que desencadenan los sofocos sucede lo mismo. Toma nota si observas que alguna comida o circunstancia particular está afectándote, y evítala en lo sucesivo.

Las prácticas de mente-cuerpo

El mindfulness, el yoga y el taichí son prácticas que ayudan a respirar mejor, relajarte, conectar la mente y el cuerpo, aliviar los síntomas de la regla y disipar las emociones negativas y el estrés. Sus efectos no tardarán en sentirse: estarás de mejor humor, dormirás toda la noche y los sofocos serán menos frecuentes.

La rutina de ejercicio

La actividad física frecuente y moderada beneficia a todo el organismo. Además, estimula la secreción de endorfinas, unos neurotransmisores que producen un estado de bienestar. Este hábito es fundamental para combatir otras consecuencias de la menopausia, como el aumento del riesgo de sufrir osteoporosis y cardiopatías.

Plantas medicinales

Se dispone de distintas plantas medicinales (soja, cimicifuga, lúpulo, salvia, hipérico y sauzgatillo) y sus correspondientes componentes activos, junto con el extracto citoplasmático de polen, para los que se ha evidenciado su actuación positiva en la sintomatología vasomotora (sofocos y sudoraciones nocturnas).

Se trata de productos naturales caracterizados, en términos generales, de un alto grado de seguridad, que permiten ampliar la oferta del tratamiento a seguir a las mujeres en etapa menopáusica o perimenopáusica.

Los sofocos de la menopausia desaparecerán en algún momento, pero mientras estén presentes, es mucho lo que puedes hacer para combatirlos. Si comprendes por qué se producen y sigues nuestros consejos, podrás vivir esta etapa normal de transición de la mejor manera posible.

Saber más sobre

Artículos relacionados

¿En qué consiste el cáncer de cuello uterino?
El cáncer de cuello uterino es una de las patologías malignas más frecuentes en la mujer. El ...
Artículo 3 min
¿Qué alimentos son buenos para equilibrar los estrógenos?
Entre la alimentación y los estrógenos hay varios nexos interesantes. Algunos vegetales ...
Artículo 3 min
¿Cómo aliviar el dolor lumbar?
El dolor lumbar es una molestia muy frecuente que puede llegar a restarnos movilidad durante varios ...
Artículo 3 min
Prolapso genital: qué es, síntomas y tratamiento
Cuando hablamos de prolapso genital nos referimos a un cuadro clínico frecuente que afecta a muchas ...
Artículo 3 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable