Accidentes infantiles: ¿cómo proteger a tus hijos?

Como es lógico, todos los niños nacen sin conocer qué significa el riesgo y el peligro para su integridad corporal. Esta capacidad de reconocimiento se va desarrollando a medida que niños y niñas van creciendo y teniendo diferentes experiencias que les dotan de nuevas habilidades. Por eso, padres y madres deben iniciarles, desde muy pequeños, en el aprendizaje del auto-cuidado para evitar los accidentes infantiles y sus consecuencias.

Si analizamos un accidente que ya se ha producido, nos daremos cuenta de que la mayoría de las veces los accidentes infantiles no se dan de manera fortuita si no que hay muchos elementos que contribuyen a que ocurran y que, por tanto, se pueden prevenir. Para ello, las personas adultas debemos encargarnos de crear ambientes seguros y enseñar a niños y niñas hábitos y actitudes adecuadas.

En España, la primera causa de muerte entre los niños menores de 15 años son los accidentes:

  • Las caídas son muy frecuentes en niños de edades muy tempranas.
  • Los accidentes en áreas urbanas son más propicios a darse que en áreas rurales.
  • El lugar donde se producen más accidentes infantiles es el hogar.

Conocer las características por edad, primordial para los adultos a cargo de menores

Muchas de las lesiones que sufren los niños pequeños ocurren porque los padres no conocen bien de qué o por qué deben protegerlos según sus edades.

Recién nacidos

Una de las principales causas de muerte en bebés recién nacidos es la muerte súbita. Esta se puede dar si no acostamos al bebé de manera correcta: siempre debe dormir boca arriba, con los brazos fuera de las sábanas y sin superficies blandas alrededor como peluches o almohadas.

accidentes infantiles evitar imq

También es muy importante en niños recién nacidos tener mucho cuidado con la cabeza y el cuello para evitar posibles lesiones cerebrales internas. Nunca se debe zarandear a un bebé y hay que evitar todos los golpes posibles en esas zonas. Los barrotes de las cunas deben estar a menos de 60cm de distancia entre ellos.

Niños de 1 a 5 años

A esta edad, la curiosidad hace que los niños quieran tocar y experimentar con todo. Además, a medida que aumenta su movilidad, también aumentan las situaciones peligrosas.

  • Evita asfixias enseñándoles a masticar bien los alimentos.
  • Evita ahogamientos. Niños y niñas de esta edad nunca deben estar cerca del agua sin supervisión y es muy recomendable enseñarles a nadar desde que son muy pequeños.
  • Evita caídas. Si tus hijos o los niños más cercanos a ti son muy pequeños, hay que bloquear escaleras y cerrar bien las puertas. Si van a jugar en exteriores siempre debe haber una persona adulta supervisándolos.

Mayores de 5 años

Los niños mayores de 5 años ya tienen una gran confianza en sí mismos, son más impulsivos y, por tanto, se exponen a peligros mayores. Los adultos suelen ver en niños de esta edad suficiente autonomía y responsabilidad, pero no debemos confiarnos y dejarlos siempre sin vigilancia.

  • Es esencial explicarles por qué se deben alejar del tráfico y de los peligros que esto puede conllevar. Así, se evitan atropellos cuando juegan en la calle.
  • Para los niños de esa edad también es básico conocer el teléfono de emergencias y el de sus padres.

Evita accidentes infantiles creando ambientes seguros

La mayoría de veces, la seguridad para los niños se puede aumentar empezando con la creación de ambientes seguros en los lugares donde desarrollan sus actividades diarias, así se previenen riesgos innecesarios. Para ello, debemos llevar a cabo una serie de recomendaciones y seguir unos hábitos de comportamiento.

En el hogar

  • Protege los enchufes de la red eléctrica.
  • Ten cuidado en la cocina. Todas las fuentes de calor como hornos o fogones, agua caliente o sartenes, deben estar fuera del alcance de los niños.
  • Los productos de limpieza deben estar guardados en un lugar seguro y alto al que niños y niñas no lleguen.

En el parque

  • Los niños deben jugar en exterior siempre que puedan estar bajo la supervisión de un adulto.

En piscinas, balsas, pozos o en la playa

  • Nunca se debe perder a los niños de vista cuando están pasando su tiempo cerca del agua. Además, es muy aconsejable estimular el aprendizaje de la natación en edades tempranas.

fidel fuentes jefe de urgencias imqDr. Fidel Fuentes
Jefe de los Servicios de Urgencias de las Clínicas IMQ

 

 

Desde IMQ recomendamos que protejas a tu familia de todos estos accidentes. Entra en IMQ y elige el seguro de accidentes que mejor se adapta a tus necesidades y las de tu familia. Y sigue al tanto de toda la información que te interesa en Canal Salud IMQ.

+ No hay comentarios

Añadir uno