Diabetes gestacional: ¿cuáles son sus causas?


La diabetes gestacional es aquella que se produce durante el embarazo, provocando que los niveles de glucosa se eleven durante el periodo gestacional y, por norma general, vuelven a su nivel normal después del embarazo. Durante este periodo, es importante controlar los niveles de glucosa para que no surjan complicaciones.

La causa principal que produce la diabetes en el embarazo se debe a que las hormonas durante este periodo pueden producir que no se segregue suficiente insulina, la hormona situada en el páncreas que regula la cantidad de glucosa en la sangre, lo que provoca que la cantidad de azúcar en sangre se eleve.

Además, existen otros factores que pueden producir diabetes en el embarazo, como antecedentes familiares de diabetes, embarazos en mujeres mayores de 35 años o la obesidad.

Mientras que los valores normales de glucosa en sangre son entre 70 y 105 mg, que puede aumentar después de las comidas, un nivel mayor a 128mg de glucosa en sangre indicaría una hiperglucemia.

¿Cómo se diagnostica la diabetes en el embarazo?

Para diagnosticar la diabetes en el embarazo, se pueden llevar a cabo dos pruebas diferentes:

  • Test de O’Sullivan: En este test se procede a la administración de glucosa y a su medición en tiempos diferentes. Primero, se administran 50 gramos de glucosa por vía oral y se realiza una medición al cabo de una hora. Si el nivel de glucosa en sangre se eleva hasta los 139 mg, se realiza una nueva administración.
    En esta segunda administración para diagnosticar la diabetes en el embarazo, se aumenta a 100 gramos de glucosa y se realiza una medición previa y, después, cada hora durante 3 horas. Si los valores se presentan por encima de los 95 mg, 180 mg, 155 mg y 140 mg en cada una de las mediciones respectivas, indican diabetes en el embarazo.
  • Sobrecarga de glucosa: Esta prueba para diagnosticar si existe diabetes en el embarazo se realiza en un solo paso. Se administran de 75 a 100 mg de glucosa y se realiza una medición previa y cada hora durante dos horas en ayuno. Unos niveles de 92 mg, 180 mg y 153 mg de glucosa en sangre en las respectivas mediciones, indicarían un caso de diabetes en el embarazo.

Síntomas de la diabetes gestacional

En algunas ocasiones, la diabetes en el embarazo no presenta síntomas físicos, pero en otras ocasiones pueden presentar algunos, asociados de forma habitual a la hiperglucemia:

  • Ganas de orinar con frecuencia
  • Orina abundante
  • Olor a acetona en la orina
  • Sed frecuente
  • Halitosis cetósica
  • Cansancio

Control de los niveles de glucosa durante la diabetes gestacional

El control de la diabetes en el embarazo debe hacerse de forma estricta y se deben seguir las indicaciones médicas, ya que en el caso contrario, pueden surgir problemas de salud tanto para la madre como para el bebé.

Los controles de los niveles de glucosa en sangre para los casos de diabetes en el embarazo se deben realizar en ayunas y una hora después de las comidas principales (desayuno, comida y cena) mediante un glucómetro, que determinará los valores.

En ocasiones, cuando la adopción de hábitos de vida saludable no es suficiente para reducir la diabetes en el embarazo, el médico puede recurrir a una cantidad mínima de insulina o a medicamentos orales.

Hábitos para diabetes en el embarazo

Con un control periódico y el cumplimiento de las normas de dieta y ejercicio físico, un gran porcentaje de mujeres consiguen mantener controlada la diabetes en el embarazo.

Algunos de esos hábitos recomendables son:

  • Realizar ejercicio físico dentro de las recomendaciones médicas, ya que la actividad física ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre.
  • Dentro de la dieta para la diabetes gestacional, se recomienda repartir los hidratos de carbono a lo largo del día. Esto incluye productos como el arroz o la pasta consumidos en pequeñas cantidades durante las comidas.
  • Incluir alimentos como frutas y verduras, ricos en fibra.
  • Limitar la ingesta de grasas saturadas y alimentos ricos en colesterol.
  • Durante la diabetes en el embarazo, se debe mantener intervalos de tres horas entre cada ingesta y no superar un tiempo mayor a ocho horas de ayuno.
  • La dieta para la diabetes en el embarazo debe contener un aporte calórico suficiente, ya que no está recomendada la pérdida de peso.

Diabetes tras el parto

La diabetes en el embarazo suele desaparecer en un gran porcentaje después de dar a luz, aunque se deben seguir los controles médicos para revisar de nuevo los niveles de glucosa y se pueden volver a realizar las pruebas de diagnóstico.

Si el médico lo considerara, puede llevarse un control rutinario cada cierto tiempo y recomendar algunas pautas a seguir.

Luis María Guevara- ginocólogo IMQDr. Luís María Guevara Pérez
Especialista en Ginecología de la Clínica IMQ Zorrotzaurre

 

 

En IMQ prestamos atención a la mujer en todas las etapas de su vida, por eso contamos con un servicio especializado en mujer y maternidad. Consulta nuestros seguros y te informaremos.

+ No hay comentarios

Añadir uno