Consejos para comunicarse con un familiar con deterioro cognitivo

Los grandes avances biomédicos de las últimas décadas han propiciado un gran aumento de la esperanza de vida en las sociedades modernas, lo cual hace que muchas patologías asociadas a las personas mayores, como el alzhéimer o las demencias, hayan aumentado su prevalencia en la población. Por ello, es cada vez más frecuente que en nuestro entorno cercano haya un familiar con deterioro cognitivo asociado a una edad avanzada cuyas capacidades comunicativas estén mermadas.

Paralelamente, vivimos en la era de la información y la comunicación, de la interconexión digital y de la interacción instantánea, aunque nos encontremos alejados por miles de kilómetros. Esta interacción se fundamenta básicamente en la comunicación verbal, ya sea oral o escrita, quedando muy a menudo la comunicación no verbal en un segundo plano. No obstante, en el trato con pacientes con deterioro cognitivo, el componente no verbal del lenguaje se convierte en un elemento central para lograr una comunicación efectiva con las personas.

Tras la pérdida de memoria, las alteraciones asociadas a la comunicación son la sintomatología más observada en pacientes con neuropatologías relacionadas con el deterioro cognitivo. Se estima que un 40% de los pacientes con deterioro leve o moderado presentan ya este tipo de disrupciones comunicativas, mientras que la totalidad de los pacientes las presentan en fases avanzadas de deterioro cognitivo.

Comunicación no verbal y deterioro cognitivo

En estos casos, como comunicadores, debemos centrarnos en la esencia del acto comunicativo. Lo importante de la comunicación en estas situaciones tal vez no sea informar de algo en particular, sino que debemos centrarnos en transmitir nuestras emociones, amor, cariño, cercanía, seguridad, empatía, o nuestra mera presencia o apariencia.

En ocasiones, solamente a través de gestos, miradas, caricias, abrazos, besos y palabras, somos capaces de procurar una gran información comunicativa. Los pacientes afectados por deterioro cognitivo pueden haber —o no— perdido aptitudes relacionadas con la comunicación verbal, pero las evocaciones relacionadas con la comunicación no verbal siguen intactas: los sentimientos y las emociones siguen habitando dentro de ellos.

Cómo comunicarnos con un familiar con deterioro cognitivo

Existen ciertas pautas sencillas que nos ayudarán en facilitar la comunicación con un familiar con deterioro cognitivo:

  • Dejarles tiempo para responder.
  • Ser pacientes.
  • Explicar las cosas de manera simple, con frases cortas y concisas.
  • Hacerles preguntas sencillas y fáciles de responder.
  • Enseñarles fotos que les evoquen recuerdos.
  • Hablar en tono suave y sereno.
  • Transmitir seguridad y comprensión.
  • Valorar su esfuerzo comunicativo.
  • Utilizar el humor.
  • Emplear positivamente el lenguaje corporal.
  • Valerse de la música.

Estos consejos son válidos de un modo genérico, pero han de ser adaptados a las necesidades comunicativas en cada situación, en función del paciente y del deterioro al que nos enfrentemos.



Efecto positivo de la musicoterapia

Elementos evocadores, como la música, pueden ser de gran ayuda en el acto comunicativo con personas con deterioro cognitivo. La musicoterapia es un estímulo científicamente contrastado que se utiliza en el día a día como herramienta terapéutica: la música actúa como catalizador en la comunicación.

En pacientes con demencia avanzada, donde la comunicación verbal se encuentra ya muy reducida a afirmaciones o negaciones, con gesto y cabeza baja, la música preferida de la persona mayor es capaz de tener un efecto asombroso.

Unos cantan, otros llevan el ritmo con sus extremidades, pero sus miradas cambian radicalmente, sus rostros se iluminan, sus ojos se abren y la expresividad perdida parece volver. Frecuentemente, el efecto neurológico estimulante de la música perdura incluso cuando la música ya ha cesado.

El filósofo alemán Kant llamaba a la música “el arte que aviva”, que hace brotar lo esencial y singular de cada persona, aun cuando aquello estaba ya tan oculto que no lo recordábamos.

Estíbaliz Montoya Psicóloga de IMQ IgurcoEstíbaliz Montoya
Psicóloga de IMQ Igurco

+ No hay comentarios

Añadir uno