¿Cuáles son las mejores sillas de oficina ergonómicas para evitar el dolor de espalda?

En muchas actividades laborales, los trabajadores pasan la mayor parte del tiempo sentados. Es por esto que las características de la silla son fundamentales, ya que una silla no ergonómica puede provocar molestias graves en zonas como el cuello, o la espalda. Elegir bien las sillas de oficina es importante sobre todo para nuestra espalda, pero también para otros aspectos de nuestra salud como las articulaciones o la circulación sanguínea. Según los datos que recogió en 2007 la Quinta Encuesta Europea de Condiciones de Trabajo, realizada por la Agencia Europea para la Salud y la Seguridad en el Trabajo, más de la tercera parte de los trabajadores sufre dolores de espalda.

¿Qué son las sillas de oficina ergonómicas?

Las sillas de oficina ergonómicas son aquellas creadas teniendo en cuenta la anatomía, la biomecánica, la física, o la ingeniería, diseñada según la organización de los lugares de trabajo. Una silla se vuelve ergonómica solo cuando se adapta específicamente a las  dimensiones del cuerpo (antropometría) del trabajador o trabajadora.

Si utilizamos una silla ergonómica que hayamos elegido teniendo en cuenta los siguientes aspectos reduciremos en gran medida la probabilidad de lesiones, sobre todo si hacemos pausas frecuentes en nuestra jornada laboral para andar y realizar estiramientos.

  • Tiene que tener ajuste de profundidad para escoger una altura entre 2.5 cm y 10.16 entre el borde delantero del asiento y la parte posterior de la rodilla. Si la silla queda demasiado baja, sufrirá nuestra zona lumbar. Si es demasiado alta, forzaremos las vértebras y músculos de la parte dorsal y el trapecio. También debe permitir modificar su colocación respecto al respaldo para que nuestro abdomen no se vea comprimido.
  • Que sea ajustable tanto verticalmente como hacia delante y hacia atrás, y que tenga un soporte lumbar firme. Los respaldos basculantes son buenos para jornadas que no excedan las cinco horas, pero si vamos a estar más rato, mejor que probemos con sillas sincronizadas, donde el respaldo bascula a la vez que el asiento se desliza adelante o atrás, con lo que nunca entramos en posturas de compresión de la columna ni el abdomen.
  • Las ruedas en la base permiten una mayor comodidad para cambiar de postura o desplazarnos en el puesto de trabajo. La base debe tener cinco puntos de apoyo. Además, las ruedas han de ser de calidad porque pueden romperse o provocar desniveles en la silla.
  • Reposacabezas. En los casos en que se disponga, si es ajustable, proporciona una mayor comodidad al cuello.
  • Los reposabrazos con alturas ajustables son buenos para personas que usan muchas horas el ordenador. Deben permitirnos mantener una postura cómoda, con los brazos formando un ángulo de 90º mientras escribimos en el ordenador, a la vez que sirven de apoyo en los codos y antebrazos.

Por otro lado, las sillas de oficina también se diseñan actualmente teniendo en cuenta criterios antiestáticos. Muchos lugares de trabajo tienen suelos de moqueta, con lo que se generan cargas electrostáticas al rodar con las sillas; adicionalmente, los tejidos de las sillas pueden igualmente generar cargas electrostáticas en la persona usuaria, al levantarse o sentarse en la silla.  El diseño de sillas con ruedas, estructura y tejidos conductivos  permite la descarga de cargas acumuladas al suelo, a través del respaldo y el asiento en contacto con la persona usuaria.

Las sillas de oficina, deben proporcionar una sensación percibida en las personas usuarias de confort mantenido a lo largo del tiempo de uso; deben permitir una distribución de presiones uniforme en el asiento, que evite molestias en nalgas y muslos;  y finalmente, deben permitir un apoyo total de la zona dorsolumbar en el respaldo.

IMQ Accidentes

Importancia de la seguridad y la salud en el trabajo

La seguridad y la salud en el trabajo es importante en la agenda mundial, ya que según la Organización Internacional del Trabajo, ocurren alrededor de 860.000 accidentes laborales al día alrededor del mundo (153 trabajadores se accidentan en el mundo cada 15 segundos). Los accidentes laborales se pueden definir como lesiones psíquicas o físicas que un trabajador puede sufrir con ocasión o como consecuencia de su actividad laboral. Entre otras razones, se considera  un accidente laboral:

  • Accidentes sufridos al ir o al volver al trabajo (in itínere)
  • Por el desempeño del trabajo habitual en el tiempo y en el lugar de trabajo.
  • Por el desempeño de un trabajo no habitual de la persona, pero que sea ordenado por la empresa en interés del buen funcionamiento.
  • Enfermedades, que contraiga la persona a causa de la realización de su trabajo.
  • Enfermedades padecidas anteriormente, que se agravan a causa una lesión  a causa de un accidente laboral.

Por eso, es necesario el buen mantenimiento y uso de los equipos de trabajo, la formación en prevención de riesgos laborales de los trabajadores, la toma de conciencia de esta población trabajadora sobre los daños que para la seguridad y la salud pueden tener los actos inseguros, como por ejemplo un mal uso de los medios puestos a disposición por la empresa (p.e. la silla de trabajo), y la vigilancia en el uso correcto de estos medios por parte de responsables y supervisores. Hay que cuidar cada detalle para evitar este tipo de problemas.

No obstante, debemos considerar que para evitar los dolores de espalda, no sólo debemos pensar en sentarnos correctamente: también debemos movernos. Muchas personas con dolencias de espalda no las atenúan por el hecho de sentarse correctamente en una silla ergonómica; o en su caso, hay personas con espaldas encorvadas que no manifiestan dolores de espalda. Consecuentemente, y apoyándonos en diversas investigaciones al respecto, además de sentarnos correctamente, debemos evitar mantener esa posición de forma estática y/o sostenida en la silla durante largo tiempo. Tenemos que movernos, y esto ha de ser combinado con nuestra vida cotidiana.

Área Técnica del Servicio de Prevención Ajeno de IMQ Prevención

 

En IMQ contamos con un amplio abanico de pólizas de seguros de accidentes que se adaptan a las necesidades de cada cliente para proteger y cuidar de ti y de los tuyos. Entra en www.imq.es y descubre todos los seguros para disfrutar de un bienestar completo en todas las etapas de tu vida y sigue al tanto de toda la información que te interesa en el Canal Salud.

+ No hay comentarios

Añadir uno