¿Cómo prevenir un accidente laboral?

El accidente laboral es una de las circunstancias más frecuentes que existen, de hecho, según la Organización Internacional del Trabajo, ocurren casi 1 millón de accidentes de este tipo al día, alrededor del mundo.

Por eso, la seguridad en el trabajo es un tema tan importante en la agenda mundial. Los accidentes laborales se pueden definir como lesiones psíquicas o físicas que un trabajador puede sufrir a consecuencia de su actividad laboral.

¿Qué es un accidente laboral?

Como hemos dicho, los accidentes laborales son lesiones que los trabajadores pueden sufrir mientras o a consecuencia de la realización de las actividades propias de su trabajo. Se considera realmente un accidente laboral:

  • Accidentes sufridos al ir o al volver al trabajo.
  • Por el desempeño del trabajo habitual en el tiempo y en el lugar de trabajo.
  • Desempeño de un trabajo no habitual de la persona, pero que sea ordenado por la empresa en interés del buen funcionamiento.
  • Delegados sindicales o cargos sindicales, al desplazarse para ejercitar las funciones de dichos cargos.
  • Enfermedades, que contraiga la persona a causa de la realización de su trabajo. En este caso se debe de probar que la enfermedad tiene como causa exclusiva la ejecución de su trabajo.
  • Enfermedades padecidas anteriormente, que se agravan a causa de un accidente laboral.
  • Accidentes sufridos en actos de salvamento, cuando esto esté relacionado  con el puesto de trabajo desempeñado.

En general, se producen debido a las condiciones peligrosas que existen en los equipos, las maquinarias, las herramientas de trabajo y las instalaciones. Pero también, debido a una mala actitud, a actos inseguros o a la desinformación de los trabajadores al realizar sus funciones. En concreto, se pueden dar por:

  • Llevar a cabo de manera incorrecta los métodos de trabajo y las instrucciones establecidas.
  • Usar de manera inapropiada manos u otras partes del cuerpo, colocándolos en zonas peligrosas de los equipos de trabajo.
  • No usar el equipo de protección personal.
  • Utilización de maquinaria y herramientas en mal estado o sin los medios de protección que forman parte de estas.
  • Falta de un buen mantenimiento de los equipos.
  • Falta de orden y limpieza en las áreas de trabajo.

CTAPostCanalSalud

Accidentes laborales: ¿cuáles son los más comunes?

Según las cifras, el sector en el que más accidentes laborales se sufren es en el de servicios ya que también es el que cuenta con más ocupación. Sin embargo, de forma proporcional, la construcción, la industria y la agricultura son las áreas que más accidentes graves registran. En estos campos se usa maquinaria pesada y peligrosa, se trabaja muchas veces a una altura elevada, etc., por lo que se aumenta el riesgo de lesiones como caídas, golpes o cortes.

Los tipos de accidentes laborales que más se sufren son:

  • Caídas desde la altura.
  • Cortes y heridas.
  • Resbalones y tropiezos.
  • Golpes.
  • Contacto con la instalación eléctrica.
  • Sobresfuerzos y lesiones musculares.
  • Lesiones por posturas incorrectas.
  • Estrés y ansiedad.

¿Cómo se gestiona un accidente laboral? Indemnizaciones

En el caso de que suframos un accidente laboral debemos acudir a la mutua de accidentes o, en su defecto, a un centro de la Seguridad Social siempre que remitamos a la mutua un informe detallado. La empresa deberá rellenar el parte de accidentes laborales y contactar con la mutua.

Cuando se sufre un accidente de trabajo, los trabajadores tienen ciertos derechos sobre la empresa: pueden reclamar una indemnización por accidente laboral. Un trabajador tiene derecho a percibir una indemnización siempre que, después de un accidente laboral con lesiones, sean permanentes y no le impidan desempeñar su trabajo (pero si le produzcan perjuicios estéticos o funcionales).

La prevención es la mejor solución para un accidente laboral

Para evitar accidentes en las empresas o centros de trabajo, hay que aplicar un Plan de Prevención, y por medio adecuadas técnicas, procedimientos y las mejores prácticas de prevención, como:

  • Respetar las medias preventivas y correctoras de la evaluación de riesgos.
  • Disponer de adecuados medios y personas capaces de actuar en caso de emergencia.
  • Llevar siempre el equipo de seguridad. Las personas que trabajan en una fábrica, por ejemplo, tienen más riesgos de sufrir un accidente laboral porque trabajan con maquinaria pesada. Por eso, es imprescindibles la correcta utilización de cascos, zapatos, guantes, etc.
  • Mantener un programa de higiene laboral para el control de las condiciones de trabajo.
  • Señalizar e indicar con exactitud las zonas peligrosas, como las de contacto eléctrico, material tóxico o inflamable.
  • Crear un programa de formación en el que las personas trabajadoras reciban la formación adecuada acerca de los riesgos para su salud y seguridad, las medidas preventivas, primeros auxilios y procedimientos de emergencia, para mejorar la cultura preventiva de las personas.

 

Área Técnica del Servicio de Prevención Ajeno de IMQ Prevención

 

En IMQ contamos con un amplio abanico de pólizas de seguros de accidentes y contratación de servicio de prevención ajeno que se adaptan a las necesidades de cada cliente para proteger y cuidar de ti y de los tuyos. Entra y descubre todos los seguros para disfrutar de un bienestar completo en todas las etapas de tu vida y sigue al tanto de toda la información que te interesa en el Canal Salud.

+ No hay comentarios

Añadir uno