<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Autoestima sexual: qué es y cómo mejorarla

mejorar la autoestima sexual
Aitziber Altuzarra
Psicóloga en los Centros IMQ Amárica y Abendaño

Cuando hablamos de autoestima la descripción que se nos viene a la mente es la manera que nos valoramos a nosotros mismos, pero dentro de ese término hay varios ámbitos de valoración, los que muchas veces no tenemos en cuenta. Teniendo eso en cuenta, hay que decir que tener una autoestima sana en general no implica necesariamente que nos valoremos positivamente en todos los ámbitos. Por lo que es muy importante centrarnos en todos esos ámbitos.

Si la autoestima clásica corresponde a cómo nos valoramos a nosotros mismos, la autoestima sexual correspondería a cómo nos valoramos en el plano sexual. Por lo tanto, la autoestima sexual forma parte del concepto general que tienes de tu persona, pero está enfocada específicamente a la actividad íntima. Como sucede comúnmente, hay circunstancias o actitudes que pueden ayudarte a aumentarla mientras que otras dan como resultado que disminuya. Este es el tema del que vamos a hablarte en este artículo.

¿Qué es la autoestima sexual?

La autoestima es el conjunto de percepciones y valoraciones que has elaborado en relación con tus características físicas y mentales. El concepto global que tienes de ti mismo influye también en el juicio sobre tu capacidad para desempeñarte afectiva y sexualmente con éxito. Es lo que podemos llamar la autoestima sexual, un factor determinante para que te sientas libre en toda tu actividad, ya sea en pareja, en solitario o en cualquier modalidad que elijas.

Ese término, se propuso por primera vez en 1979 (Finkelhor), sin una definición clara, desarrollando la Sexual Self-Esteem Scale para medir actitudes hacia en autoconcepto sexual. Pasados unos años y diferentes investigaciones, Snell y Papini (1989) definieron la autoestima sexual como "la estima positiva y la confianza en la capacidad para experimentar la sexualidad de un modo satisfactorio y placentero".

De eso trata la autoestima sexual, de sentirnos a gusto con nuestro cuerpo y de las experiencias que vivimos a través de él en un terreno psicoafectivo, no tiene que ver con las “habilidades sexuales”. Cuanto más alta sea, mejor serán la satisfacción y el bienestar que podrás encontrar con todas tus experiencias en esta cuestión.

Algunas circunstancias pueden hacer que este amor propio merme. Por ejemplo, en los casos en que hay anorgasmia, vaginismo o disfunción eréctil, alteraciones para las que existen tratamientos, pero que crean mucha inseguridad. Según los expertos, el 50 % de los hombres mayores de 50 años en Euskadi sufre ocasionalmente de disfunción. A parte de eso, los datos dicen que el 17% de las mujeres españolas no habla nunca de sus deseos y fantasías sexuales con su pareja.

A diferencia de otros ámbitos, en el plano sexual algunos sistemas de creencias estigmatizan determinadas actividades y las señalan como poco sanas o inaceptables. Generan prejuicios que estropean el disfrute y limitan la libertad.

Otras circunstancias que pueden afectarte son las vivencias anteriores negativas, estar iniciando una relación, el temor ante las prácticas poco usuales o el uso de un juguete erótico novedoso. Si te sientes a gusto con tu sexualidad y tu autoestima es alta, probablemente no tendrás ningún inconveniente y podrás vivirlo de forma satisfactoria.

Se observa, que son muchos los estímulos que nos vienen desde el exterior y que nos pueden repercutir negativamente en la autoestima sexual.

autoestima sexual

Recomendaciones para mejorar la autoestima sexual

La autoestima y la salud sexual se componen de muchos elementos como, por ejemplo, lo atractivos que nos sentimos, cómo somos percibidos por nuestra pareja, el nivel de placer obtenido, lo que creemos merecer y lo que podemos dar. En todos estos aspectos es posible mejorar para que construyas una imagen más sólida de tu persona.

1. Valórate y acéptate

Tus características físicas y personales, así como tus virtudes y defectos, son únicos. Tienes un valor enorme porque eres irrepetible y, seguramente, tienes muchos más puntos positivos, concéntrate en ellos. Apruébate como ser humano y dales más peso a tus cualidades tanto en el plano sexual como en el general. Puede que haya zonas que te gusten menos, pero todo nuestro cuerpo está preparado para sentir placer. Pon tus necesidades en un lugar prioritario, porque tú lo vales.

2. Conócete

Informarte sobre cuestiones de sexualidad es esencial para que puedas comprender cómo funciona el cuerpo humano, además de desterrar algunos mitos y darnos libertad. Experimenta con tu cuerpo, explora tus zonas erógenas, eso te ayudará y te permitirá explorarte y conocerte mejor en el terreno íntimo, tomando decisiones coherentes contigo y tus deseos. Los sabores, los olores, las texturas y las sensaciones son parte fundamental de tu sensualidad y este conocimiento te ayudará a disfrutar más cuando practiques el sexo en compañía.

3. Concéntrate en las sensaciones

El objetivo de la actividad sexual no es solo conseguir orgasmos, sino disfrutar cada paso del camino. Explora a los demás con tus cinco sentidos y céntrate en despertar el placer que existe en cualquier zona del cuerpo. Ábrete a las sensaciones del entorno, como la música, el olor de las velas, el calor de la piel o la suavidad de las sábanas. Busca sentir y brindar una experiencia lo más plena posible.

4. No aceptes comparaciones

Antes comentamos que eres una persona única, razón por la que cualquier comparación es absurda. Cuestionar tu forma de funcionar y tus capacidades, o medirlas según lo que supuestamente logran otras personas, no tiene ningún valor, porque cada situación y cada pareja son distintas.

La sexualidad no es una competición ni está sometida a puntuaciones, premios ni récords: se trata de pasarlo bien, relajarse y disfrutar. Por esta razón, no caigas en esa trampa ni permitas que te lleven a ella.

5. Aprende a decir “no”

En el contexto sexual o afectivo, los deseos de la otra persona son de enorme relevancia, pero todo tiene un límite. Si alguna práctica no te resulta placentera o incluso te produce desagrado, di no. Solamente tú decides que es lo que deseas experimentar, teniendo derecho a cambiar de opinión.

Aceptarla solo por complacer puede ser una solución momentánea, pero si se convierte en una costumbre terminarás por sentir hostilidad o tristeza hacia tu pareja e inferioridad hacia tu persona. Di que no de una manera asertiva, sin desairar al otro, juzgarlo o sentirte culpable, y explora otras posibilidades que os agraden a los dos.

6. Toma la iniciativa

Prueba a tomar la iniciativa en tus relaciones y encuentros eróticos, eso te ayudará a ganar confianza y valorarte más. Así reforzarás la seguridad propia e irás por el camino del empoderamiento.

7. Pide ayuda

Si ves que necesitas superar inseguridades y creencias erróneas pide ayuda. Te puede ayudar a combatir miedos y experiencias que te dificultan tener una buena autoestima sexual. Tienes derecho a vivir una sexualidad bajo tus propios términos de libertad. 

Para concluir, la autoestima sexual alta te permite disfrutar con plenitud de tu cuerpo y de una actividad saludable y enriquecedora, tanto en beneficio de nuestro placer como del placer compartido. Cuando lo practicas con tu pareja, puedes conectar en profundidad y explorar muchas sensaciones nuevas, a la vez que fortaleces los lazos que os unen. 

Saber más sobre

Artículos relacionados

¿Qué es el síndrome de Turner?
El síndrome de Turner es un trastorno cromosómico que se manifiesta únicamente en mujeres y genera ...
Artículo 3 min
Falta de deseo sexual en mujeres: causas y tratamiento
La falta de deseo sexual en la mujer se debe a diversas causas. Aunque es natural que existan ...
Artículo 3 min
Acné cosmético: causas, prevención y tratamientos recomendados por dermatólogos
El acné cosmético es un caso particular dentro de esta patología que, en contra de lo que se suele ...
Artículo 2 min
¿En qué consiste el cáncer de cuello uterino?
El cáncer de cuello uterino es una de las patologías malignas más frecuentes en la mujer. El ...
Artículo 3 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable