<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Candidiasis vaginal: causas, síntomas y tratamiento

Candidiasis vaginal: causas, síntomas y tratamiento
Dra. Carolina Sanuy Aguilar
Especialista en Ginecología de IMQ

La candidiasis vaginal o vulvovaginitis candidiásica es una infección causada por distintos tipos de un hongo llamado cándida. El tipo más frecuente de la cándida es la cándida Albicans, que coexiste dentro de la flora vaginal e intestinal con otros microorganismos. La infección se produce cuando éste sobrecrece sobre el resto de microorganismos coexistentes.

Factores predisponentes

Las condiciones fisiológicas de la vagina y la vulva se alteran y originan la disminución de la inmunidad local y el cambio en el pH vaginal, lo que a su vez facilita la aparición de infecciones.

El 75% de las mujeres sufren un episodio de candidiasis antes de la menopausia y hasta un 50% tiene recaídas. Una minoría de estas últimas padecen más de cuatro infecciones al año, recibiendo entonces el nombre de candidiasis recurrente.

Síntomas de la candidiasis vaginal

Los síntomas de esta infección son locales, de hecho, ya en la exploración, los facultativos pueden ver irritación intensa en la zona, flujo anormal, e incluso lesiones por rascado.

¿Cuáles son los principales síntomas de la candidiasis?

  • Prurito (picor) y ardor genital.
  • Enrojecimiento vulvar y vaginal.
  • Molestias al orinar (por la irritación vulvar).
  • Dolor o molestias durante el coito.
  • Vaginismo secundario.
  • Flujo vaginal de aspecto blanquecino grumoso (similar al yogur).
  • Sensación de sequedad secundaria.
  • Grietas en genitales externos.
  • Disconfort posterior.
  • Causas de la candidiasis vaginal

Las principales causas de la candidiasis vaginal son:

  • Cambios en el pH vaginal (que se haga menos ácido).
  • Cambios hormonales (embarazo, uso de anticonceptivos hormonales, menopausia).
  • Cambios en la flora bacteriana (uso reciente de antibióticos, estrés…).
  • Disminución del sistema inmune (personas con infecciones sistémicas importantes tipo gastroenteritis, COVID-19, hepatitis, pacientes oncológicas o diabéticas).
  • El estrés y los malos hábitos higiénicos (comer inadecuadamente excediendo los azúcares) influyen en la inmunidad local y sistémica.
  • Irritantes vulvares (jabones inadecuados, abuso de salvaslip, exceso de humedad, exceso de limpieza…).

¿Por qué cambia el pH vaginal? Las etapas y situaciones fisiológicas en las que aumenta el pH vaginal y, por tanto, ayudan a que la cándida prolifere, son la pre pubertad, la menstruación, el embarazo, junto con la postmenopausia.

El consumo de antibióticos disminuye la concentración de lactobacillus, la bacteria que elabora el ácido láctico y que forma parte de la flora que acondiciona el pH ideal para evitar que los hongos se adhieran a la vagina.

Una infección cada vez más frecuente

La frecuencia de la infección vaginal por cándida ha ido incrementando en los últimos años debido a algunos cambios en los hábitos de vida.

  • Aumento de los niveles de estrés.
  • Uso cada vez más frecuente de antibióticos.
  • Uso de productos de higiene no adecuados.
  • Ropa más ajustada.
  • Exceso de humedad.
  • Ingesta abusiva de azúcares.

Tratamiento de la candidiasis

El tratamiento será habitualmente tópico (por su menor tasa de efectos adversos) mediante antifúngicos en forma de óvulos vaginales y cremas externas, con una eficacia similar a la vía oral. En candidiasis más severas se complementa con antifúngicos orales. La variedad de principios activos y de formas de tratamientos es amplia, adaptándose a la gran necesidad de demanda por su alta frecuencia.

En casos de micosis crónica recurrente, muy frecuente y en muchos casos infradiagnosticada por sus síntomas autolimitados, moderadamente tolerados y que reaparecen sobre todo antes de la regla, requiere de pautas de tratamiento largas, incluso de 6 a 12 meses.

Cabe señalar que es importante tratar a la pareja, aunque no tenga síntomas ya que podría ser portador/a asintomático/a.

Como tratamiento coadyuvante del farmacológico, y a su vez para potenciar la prevención de las micosis, manejamos otros productos como probióticos tanto vaginales como orales, prebióticos, productos vaginales con macropartículas de plata o incluso de cloruro de decualinio.

Este tipo de tratamientos no farmacológicos nos ayudan a mejorar la microbiota vaginal y la inmunidad local, evitando sobrecrecimientos de gérmenes que pertenecen a la flora vaginal y que ocasionan la infección y los síntomas.

candidiasis-1

Saber más sobre

Artículos relacionados

Calcio durante la menopausia
¿Sabías que la menopausia está relacionada con la pérdida de masa ósea? Durante esta etapa de ...
Artículo 3 min
Trastornos alimenticios en adolescentes
Se considera que existen trastornos alimenticios en adolescentes cuando la comida y el peso ...
Artículo 3 min
Salud bucal en el embarazo: ¿qué cambios ocurren y cómo evitarlos?
 Los cambios inherentes a la gestación pueden resentir la salud de la boca, que se vuelve más ...
Artículo 2 min
Beneficios del yoga en embarazadas
¿Sabías que el yoga es uno de los ejercicios más completos que puedes realizar durante el embarazo? ...
Artículo 3 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable