<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Cuidados durante el embarazo: por trimestres

Cuidados durante el embarazo: por trimestres

El embarazo es una experiencia única en la vida de la mujer. Para conseguir que nuestro cuerpo ofrezca al feto un entorno adecuado donde desarrollarse es importante seguir una serie de cuidados previos y durante el embarazo, y someterse a ciertas pruebas. Si bien estos cuidados debieran realizarse preconcepcionalmente, en este artículo te resumimos los cuidados y pruebas básicas durante estos 9 meses de desarrollo de tu bebé.

Cuidados durante el embarazo por trimestres

Teniendo en cuenta la complejidad que supone procurar un desarrollo óptimo fetal y favorecer la salud materna, para tener un embarazo lo más seguro posible es de vital importancia realizar citas periódicas con la matrona y el ginecólogo, así como respetar los cuidados recomendados para cada trimestre. Veamos a continuación qué cuidados debe tener una mujer embarazada:

Cuidados en el embarazo durante el primer trimestre

¡Bienvenida al primer trimestre! En este periodo tu cuerpo se está preparando para los nueve meses restantes. Entre los principales cuidados en las primeras semanas de embarazo, lo ideal es establecer unos hábitos saludables como:

  • Hacer deporte. Moverse es fundamental, tanto para la salud materna como fetal. Las mujeres físicamente activas podrán continuar con su actividad, modificando en algunos casos la intensidad del ejercicio según el momento de la gestación en el que se encuentren. Se recomienda realizar ejercicio de intensidad moderada (aquel en el que se acelera perceptiblemente el ritmo cardíaco, pero se puede mantener una conversación) de carácter regular (150-300' a la semana) y evitar aquellas actividades que puedan suponer un riesgo o sobresfuerzo. Ejercicios como caminar, natación o pilates pueden y son recomendables durante toda la gestación, a excepción de contraindicaciones.
  • Prestar atención a la alimentación. Estar bien hidratada y tener una alimentación equilibrada es vital. Se aconseja aumentar la ingesta de frutas, verduras y frutos secos, y seguir las recomendaciones que los profesionales a su cargo le hagan en relación a prevenir determinadas infecciones como la toxoplasmosis, brucelosis, listeriosis, salmonelosis, etc. Dentro de las recomendaciones están el evitar productos lácteos no pasteurizados, consumir carnes y pescados adecuadamente cocinados y curados, lavar minuciosamente las frutas y verduras, evitar el contacto con animales no domésticos y utilizar guantes al realizar labores de jardinería.
  • Suplementos. Durante el embarazo, e idealmente antes del mismo, se recomendará la toma de suplementos alimenticios que incluyan, entre otros, ácido fólico, yodo, colina, vitamina D, ácidos grasos poliinsaturados para un adecuado desarrollo fetal y prevención de malformaciones. En ocasiones, también podrá requerirse la suplementación con hierro desde el inico de la gestación y muy recomendable a partir de la semana 20 de gestación pues sus necesidades se ven incrementadas.

Pruebas ginecológicas por edades - Resumen calendarizado para saber cuándo te toca ir al ginecólogo

Cuidados durante el segundo trimestre de embarazo

Este trimestre es más cómodo, pues las molestias iniciales suelen desaparecer. Ahora bien, llegados a esta fase nuestro cuerpo empieza a notar los cambios. A partir de ahora el abdomen crece. A algunas futuras mamás se les hinchan los tobillos y los pies. Busca ropa premamá para moverte libremente, y hazte con zapatos cómodos y planos o con tacón de no más de 4 cm de altura.

La práctica de ejercicios como el yoga es muy aconsejable, pues te ayudará a mantener una postura correcta y a fortalecer el cuerpo de cara al parto. Si lo prefieres, también puedes realizar otras actividades físicas como caminar o nadar. Además, no olvides los ejercicios circulatorios para favorecer la correcta circulación sanguínea y evitar las varices.

Cuidados durante el tercer trimestre de embarazo

¡Ya estás en la recta final! ¿Qué cuidados para el embarazo debes tener ahora?

  • Durante este trimestre notarás que la piel se estira, sobre todo en el abdomen. La hidratación oral es necesaria para que no aparezcan estrías. También puedes reforzarla utilizando aceites corporales, acompañando su aplicación con masajes reafirmantes.
  • Continúa bebiendo una buena cantidad de líquidos y aumenta la ingesta de calcio. Puedes hacerlo, además de tomando leche, queso y yogures, con los mariscos, el pescado o los zumos naturales. Esto ayudará a que los huesos del bebé se fortalezcan.
  • A partir de la semana 36 se recomienda hacer ejercicios y masajes de suelo pélvico. Con el masaje perineal aumentarás la flexibilidad y elasticidad de estos músculos para prepararlos para el parto. De esta manera, disminuirás el riesgo de desgarros y la necesidad de episiotomías durante la salida del bebé.

Pruebas específicas

Durante el embarazo se recomendará la realización de una serie de pruebas médicas con las que se valorará el desarrollo del bebé y la presencia de posibles enfermedades que pudieran complicar el embarazo.

Pruebas específicas durante el primer trimestre

  • Analíticas de sangre. Se realizan entre la semana 8 y 10 y sirven para conocer el grupo sanguíneo, el Rh, estudios serológicos ( la rubéola, la hepatitis B, la sífilis o el VIH ) y detectar posibles anemias y/o alteraciones endocrinológicas, como las relacionadas con el tiroides o la diabetes.
  • Primera ecografía. Dependiendo de la guía asistencial empleada en cada institución, la primera ecografía se realizará antes de la semana 8 de gestación, para conocer la localización de la misma y entre la semana 10 y 13 de embarazo para la realización del test combinado del primer trimestre y detección precoz de posibles anomalías en el desarrollo de la gestación y alteraciones cromosómicas.
  • Estudio del DNA fetal en sangre materna. Es un test disponible desde hace 13 años y consiste en una extracción de sangre a la madre y obtener de ella las células fetales circulantes para estudiar las posibles anomalías cromosómicas que pudieran existir en el bebé. En la actualidad, dependiendo del entorno asistencial, es la opción de cribado no invasivo recomendada como de primera línea puesto que posee la tasa más alta de detección de alteraciones cromosómicas (superior al 99 %) con una tasa de falsos positivos del 0.13 % y un valor predictivo negativo superior al 99%. Por lo tanto, es la opción de cribado no invasivo con la mayor sensibilidad y especificidad de todas las disponibles en la actualidad. Puede realizarse a partir de la semana 9 de gestación pero habitualmente se lleva a cabo alrededor de la semana 11 de embarazo.
  • Cultivo de orina. Permite descartar posibles infecciones, especialmente aquellas que no muestran sintomatología y que con un tratamiento adecuado evitarán complicaciones futuras.

Pruebas específicas durante el segundo trimestre

  • Triple/cuadruple screening entre la semana 14 - 22. Se trata de un análisis de sangre con el que se pueden detectar alteraciones cromosómicas pero posee la más baja tasa de detección de anomalías con respecto al resto de pruebas de cribado.
  • Segunda ecografía alrededor de la semana 20. En ella se observa el estado del feto y su desarrollo, al igual que la cantidad de líquido amniótico y la placenta. Durante su realización se trata de detectar las posibles anomalías morfológicas que pueda presentar el bebé (defectos del tubo neural, espina bífida, etc) y se determinará la longitud del cuello uterino para tratar de reducir la posibilidad de partos prematuros.
  • De la semana 24 a la 28. Coincidiendo con la analítica establecida por protocolo, se realizará el Test de O'Sullivan para detectar los niveles de glucosa en sangre, tras una sobrecarga de glucosa por vía oral, para seleccionar aquellas mujeres que deberán ser enviadas para la realización del test de las 3 horas y descartar la existencia de una diabetes gestacional.
  • Estudio ecográfico en la semana 28 de gestación. Esta exploración va dirigida, primordialmente, a la detección de aquellos fetos con mayores probabilidades de presentar alteraciones en su crecimiento (retrasos del crecimiento intrauterino o pequeños para la edad gestacional).

Pruebas específicas durante el tercer trimestre

  • De la semana 32 a la 36 se realizará una ecografía de control. Con ella se confirma la posición de la placenta y se revisa la cantidad de líquido amniótico, además del correcto crecimiento del bebé.
  • También se hace un cultivo vaginal y anal. Entre la semana 35 y 37, con el fin de detectar una bacteria denominada estreptococo beta-hemolítico del grupo B (SGB) que de forma natural puede encontrarse en la flora vaginal y/o anal, pero que su presencia durante el parto podría implicar complicaciones del recién nacido, como es la sepsis o infección generalizada del bebé. En el caso de detectarse, según los protocolos utilizados, se procederá a la administración de antibióticos por vía intravenosa a la madre para reducir este riesgo.
  • A partir de la semana 38, si la gestación ha cursado sin complicaciones, se acortará el intervalo entre consultas y se procederá a la monitorización fetal, a partir de la semana 40 y hasta el momento del inicio espontáneo del parto o la indicación de la inducción por parte de los profesionales a cargo de la mujer, según consenso con la embarazada y la guía asistencial al uso.

El tipo de control antenatal puede variar en función del riesgo del embarazo. En caso de considerarse un embarazo como de alto riesgo, los intervalos entre visitas pueden acortarse, solicitarse pruebas médicas adicionales y prescribirse determinado tipo de fármacos.

Como ves, hay muchos factores a tener en cuenta durante el embarazo. Lo más importante durante esta etapa única de la vida es estar lo más tranquila posible y no perder de vista las recomendaciones que te proporcionen los diferentes profesionales para vivir felizmente el embarazo y preparar un parto placentero. Te recomendamos informarte sobre los diferentes tipos de parto y, sobre todo, consultar a tu matrona y/o ginecólogo siempre que te surja alguna duda.

Saber más sobre

Artículos relacionados

Embarazo después de los 40 años o más: riesgos y controles
Desde los años 80 del siglo XX se ha producido una disminución drástica del número de hijos e hijas ...
Artículo 4 min
Verrugas plantares, una afección común en verano
Las verrugas plantares o también conocidas como papilomas son uno de los motivos mas habituales de ...
Artículo 2 min
Osteoporosis: Síntomas, diagnóstico y tratamientos
La osteoporosis es una enfermedad del esqueleto caracterizada por la disminución de la resistencia ...
Artículo 3 min
Guía de exámenes prenatales en el primer trimestre
Los avances en la medicina y, en concreto, en el estudio de la genética, han facilitado y mejorado ...
Artículo 3 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Alimentación segura durante el embarazo
Conoce los alimentos saludables y beneficiosos para ti y tu bebé.
Guía descargable