<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Estrés laboral: querer tenerlo todo bajo control

Estrés laboral: querer tenerlo todo bajo control

En Europa, el estrés es el segundo problema de salud más habitual en el continente, solo por detrás de los trastornos musculoesqueléticos. 9 de cada 10 personas en Euskadi aseguran haber sufrido algún episodio de estrés durante el último año. En muchos casos el estrés está relacionado con el entorno laboral. Un binomio (estrés-trabajo) que cada vez parece cobrar más relevancia. De ahí que las personas, las empresas y los profesionales médicos estén (estemos) cada vez más concienciados respecto al estrés laboral.

Síndrome del trabajador quemado

La ansiedad suele ser el primer síntoma que nota la persona con estrés laboral. La expresión más evidente del síndrome del trabajador quemado es la desmotivación total hacia el trabajo. Incluso la sola idea de acudir a la oficina o al puesto de trabajo hace que la persona que sufre este problema se sienta mal.

En ocasiones, los domingos por la tarde-noche, previos al comienzo de la semana, la persona empieza a tener esos sentimientos de desgana, desmotivación… Pero a veces el síndrome del burn out no queda ahí, sino que llegan a aparecer problemas más peligrosos para la salud, como úlceras, insomnio, infartos, alcoholismo… También suele ser habitual que alrededor de trabajadores con este síndrome surjan problemas familiares porque estas personas parecen enfadarse o explotar por cualquier cosa y se les acusa de tener ‘mal carácter’.

Se trata es de que cada persona consiga herramientas para gestionar estas sensaciones que vienen del estrés, pero que en realidad nosotros mismos nos estamos generando y que hacen daño a nuestro cuerpo y a nuestra mente… La gestión del estrés laboral es un tema complejo y, como cada persona es diferente, no podemos generalizar.

https://www.youtube.com/watch?v=-x6IBhMAEzQ

¿Estrés puntual o crónico?

El primer consejo es que la persona debe aprender a distinguir cuándo se trata de un episodio puntual de estrés o cuando sufre de estrés permanente o crónico. En concreto, muchos trabajos o profesiones pueden tener lo que llamamos ‘picos’ de estrés. Por ejemplo: alguien que trabaja en temas de turismo seguramente estará a tope en agosto o los meses de verano, que es cuando hay más trabajo, pero sabe que la situación mejorará en unas semanas, que es una situación concreta, es un pico de trabajo.

Las personas deben conocerse a sí mismas y estar atentas a las señales. Es muy importante tomarse en serio el estrés, sobre todo cuando es permanente, pero para hacerlo hay que darse cuenta, hay que ser capaz de verlo. Las señales de alerta del estrés dependen un poco de la persona pero, en general, se notan cambios, como sentir mucho cansancio, tener problemas para concentrarse, estar con apatía Los sentimientos de vacío, desgana, desmotivación, sentir que no somos nosotros mismos… todo esto nos suele indicar que algo no va bien y que debemos actuar, porque de lo contrario, puede ir a peor.

Una persona afectada por estrés laboral suele presentar tanto síntomas emocionales como físicos. Es cuando aparece la desmotivación total hacia el trabajo, esa sensación pesada el domingo por la tarde pensando que al día siguiente hay que ir a trabajar, pero también con frecuencia surgen dolores de cabeza en el trabajo, molestias estomacales etc. Esto depende de cada persona, pues ‘somatizamos’ de forma diferente las cosas… Aún así, es importante tener en cuenta que la mayoría de las veces el trabajo no es el único factor que genera estrés. Así que hay que distinguir qué parte del estrés podemos achacar a la tensión en el trabajo y cuánta viene de la propia persona.


Autónomos mujer - IMQ

Controlar el estrés laboral

El control
del estrés depende de la persona, de sus circunstancias, de la empresa… hay que
ver qué cambios puede hacer la persona en ella misma y qué cambios puede hacer
en su trabajo. En la empresa, por ejemplo, a lo mejor es posible pedir un
cambio de puesto, valorar una excedencia o incluso cambiar de trabajo.

Pero, a
decir verdad, la verdadera clave está en nuestro interior. El estrés suele
estar muy relacionado con la autoexigencia, con un alto sentido de la
responsabilidad, con querer tenerlo todo bajo control, con no saber delegar,
con no saber decir que no…
Y entonces te vas cargando de cosas y te vas
quemando y quemando… Muchas veces, el origen del estrés está más en la forma en
que la persona se relaciona con el trabajo que en la presión externa. No es que
no la haya, pero no es el único factor.

Otro tema que hay que trabajar es el desahogo. En ese sentido es muy importante la red de familia, amigos y, por supuesto, tener hobbies, aficiones, practicar deporte, objetivos personales al margen del trabajo… Estas cosas nos ayudan a divertirnos, a disfrutar, a relajarnos… Es la mejor manera de ‘desquemarse’. Y, cuando es necesario, pedir ayuda.

Es importante no ignorar el estrés, no normalizarlo. No decir “no pasa nada”. Si el estrés afecta de forma que no se duerme bien, se tienen molestias físicas, afecta al bienestar y equilibrio emocional, la farmacopea está para casos necesarios. Si la angustia nos impide dormir hay que atajarlo porque la persona tiene que dormir bien y descansar, pero el enfoque no debe ser sólo ese porque entonces no estamos enfrentando la raíz del problema.

Saber más sobre

Artículos relacionados

La endometriosis: cuáles son sus síntomas, conseguir un diagnóstico y tratamientos
¿Sabías que la endometriosis afecta a más del 15 % de las mujeres? ¿Sabías que es una de las ...
Artículo 4 min
Qué tipos de trastornos del sueño existen y cuáles son sus síntomas
Los trastornos del sueño son mucho más frecuentes de lo que imaginamos. Aproximadamente el 40 % de ...
Artículo 4 min
Síntomas de infarto en mujeres
Todos conocemos el principal síntoma de infarto en hombres y mujeres: el dolor en el pecho que se ...
Artículo 3 min
Los diferentes tipos de terapias psicológicas, ¿cuál necesito?
Quizá no te lo hayas planteado nunca, pero existen diferentes tipos de terapias psicológicas. Y ...
Artículo 4 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable