Cuidado de los dientes en verano: consejos básicos

El verano, las vacaciones y el calor nos hacen relajarnos en cuanto a rutinas y hábitos. Los calurosos y largos días nos invitan a realizar almuerzos, cenas… de puertas para fuera. No obstante, no podemos bajar la guardia frente a los cuidados bucales diarios. Estos son algunos consejos básicos para mantener el cuidado de los dientes en verano:

Programa una revisión con tu dentista antes de partir, sobre todo si viajas a algún lugar exótico en el que los servicios odontológicos no estén garantizados. Algunas de las enfermedades bucodentales presentan signos poco visibles a simple vista. Evitarás sustos e incomodidades una vez en tu destino. Tras la vuelta vacacional vuelve a visitar a tu dentista, ya que los dientes pueden sufrir daños por los excesos de las vacaciones.

Cuidado con los cambios bruscos de temperatura en los alimentos y bebidas. El abuso de helados, granizados… puede aumentar la sensibilidad dental.

No te olvides llevar siempre contigo un kit de limpieza dental que contenga: cepillo de dientes, pasta dentífrica e hilo dental para poder limpiar tus dientes después de cada una de las comidas principales.

IMQ DENTAL

Cuidado de los dientes en verano: hidrátate

Mantenerse hidratados adecuadamente es fundamental y, más aún en verano. Pero, además, te ayudará a aumentar la producción de saliva, contribuyendo a equilibrar el pH bucal y reducir los restos de comida. Asimismo, aumentarás la protección frente a las bacterias.

Las bebidas carbonatadas y cítricas pueden descalcificar y erosionar el esmalte, sin olvidar los alimentos ricos en azucares los cuales aumentan la posibilidad de aparición de caries, intenta reducir su consumo.

Los labios son la parte externa de la cavidad bucal, al igual que el resto del cuerpo debemos protegerlos del sol aplicando factor solar y así evitar quemaduras.

Si padeces bruxismo y empleas habitualmente una férula de descarga no descuides su uso en vacaciones, ya que pueden desaparecer los avances logrados o incluso provocar el desajuste de esta.

En periodo vacacional aumentan los traumatismos de los dientes, en especial, en niños y jóvenes. Es importante comprobar si el diente está o no en boca, si está fracturado (conviene guardar el fragmento) y/o si tiene movilidad, acudir inmediatamente a la consulta dental para minimizar los daños y aumentar la posibilidad de recuperación de la pieza dental.

El buen tiempo favorece la práctica de actividades al aire libre, no te olvides de utilizar un protector bucal al realizar deportes de contacto.

Sigue nuestros consejos y…  ¡disfruta del verano y de tu sonrisa!

Ainhoa López Manjarres
Odontóloga de la Clínica Dental IMQ Zurriola

+ No hay comentarios

Añadir uno