Los consejos para una Navidad saludable

Cada vez está más cerca la Navidad y con ella… los excesos. No es de extrañar que por esa razón tu cuerpo esté pidiéndote un poco de prevención ante la cena de navidad que se aproxima. Pero, ¿es posible mantener una dieta saludable, incluso en Navidad? Desde IMQ te damos los consejos clave para que disfrutes de una Navidad saludable.

Como ya sabrás, en esta época tan señalada se suele juntar toda la familia, lo que provoca que la comida se prepare en grandes cantidades. Se pasa de unos platos sencillos, dentro de tu dieta saludable, a un menú navideño mucho más elaborado y que suele contener ingredientes ricos en grasas y azúcares. Si a esto le añadimos que se rompe la rutina y se reemplazan los hábitos saludables por otros más perjudiciales, como el alcohol o el tabaco, parece una combinación nada recomendable.

Por ello, estas son nuestras principales recomendaciones:

No olvides el ejercicio físico

La primera recomendación que te damos para pasar con éxito la Navidad es no ponerte excusas en todo lo relacionado con el movimiento físico. El ejercicio mejora la calidad de vida y previene de enfermedades, por eso antes de la comida de navidad seguro que encuentras unos minutos para mover tu cuerpo. No es necesario que practiques deportes que requieran mucho esfuerzo físico, pero sí puedes adaptar lo que sueles hacer a esta época, por ejemplo cambiando correr por pasear.

Come con moderación para evitar excesos

Por otra parte, aunque no estés acostumbrado al menú navideño que verás durante esta temporada… no hace falta que comas sin control. Muchas veces queremos probar toda esa comida que habitualmente no se encuentra en nuestro día a día, y eso hace que nos pasemos en exceso. Así que, puedes comer de todo, probarlo si es que te apetece, pero mide las cantidades para que tu salud no se vea afectada negativamente.

Introduce comida sana al menú navideño

La Navidad no es enemiga de la comida sana, por eso estamos seguros de que encontrarás la forma de introducir alimentos saludables como frutas, verduras o ensaladas en las cenas navideñas. Disfrutar de la comida no es malo, si sabes cómo hacerlo. Te proponemos acciones fáciles, como elegir una guarnición de verduras que compense el exceso de alimentos ricos en grasas y azúcares.

Otras acciones que puedes introducir para mantener una dieta saludable son las relacionadas con los postres. En Navidad son típicos los polvorones o los turrones, pero ¿qué tal la fruta de esta temporada?

Cuidado con las bebidas alcohólicas

Parece que bebidas alcohólicas y menú navideño van de la mano, pero no es así. Es cierto que puedes tomar este tipo de bebidas, pero te aconsejamos que, si tu propósito es mantener tu buena salud, no mezcles diferentes tipos. Con esto nos referimos a que, si has elegido tomar una copa de vino en tu cena de navidad, evita después los chupitos.

New Call-to-action

Hacer todas las comidas

Todos estos consejos son muy importantes si quieres que esta época navideña no acabe con tus objetivos de dieta saludable. Así que vamos a avisarte de algunos errores típicos que cometen muchas personas. Por ejemplo, la creencia de que es mejor hacer solo una comida, por muy copiosa que sea, y olvidarse del resto. Esta idea de contrarrestar por el número de comidas no va a ayudarte a mantener una vida saludable. Al contrario.

Por eso, es mejor hacer las tres comidas principales, aunque sean más suaves o no tengan tanta cantidad, a hacer solo una.

Correcta hidratación

Uno de los elementos que más se olvida en estos consejos es la hidratación. Muchas veces nos centramos solo en las comidas, pero ¿qué pasa con el agua? Esto es clave, sobre todo en Navidad. Con una correcta hidratación conseguimos eliminar los desechos que el cuerpo no necesita, que probablemente sean todos esos excesos de la cena navideña…

Por eso, no olvides que, aunque en esta época navideña consumirás otro tipo de bebidas, el agua es fundamental para mantener cuidado tu cuerpo.

¿Hacemos un repaso rápido?  Para mantener una dieta saludable durante la Navidad, o por lo menos intentarlo, es muy importante:

  • No olvidarnos de hacer ejercicio. Intenta adaptarlo a esta época navideña.
  • Comer con moderación. No emocionarnos por los menús navideños.
  • Introducir comida sana en la comida de Navidad. Por ejemplo, fruta de postre.
  • Beber lo que queramos, pero sin excedernos y sin mezclar.
  • No olvidarnos de la hidratación. El agua es fundamental para nuestro cuerpo.
  • Hacer todas las comidas, sobre todo las tres principales.

Con estos consejos tan sencillos podrás pasar la Navidad con éxito, tu salud que te lo agradecerá.

Magdalena Múgica Medicina General IMQDra. Magdalena Múgica

Especialista en Medicina General de los centros médicos IMQ Colón e IMQ Barakaldo

+ No hay comentarios

Añadir uno