Cómo preparar la Behobia San Sebastián 2017


Los beneficios del ejercicio son de sobra conocidos pero el problema llega cuando demasiada gente comienza a participar en pruebas exigentes sin la preparación ni el control médico adecuado. Buen ejemplo de ello es la Behobia San Sebastián 2017, una carrera de las que se llaman de media distancia –en concreto, 20 km con repechos–, suficientemente dura y exigente para tenerle un respeto que quizá en ocasiones no parece suficiente.

De hecho, no todo el mundo puede participar en certámenes deportivos como la Behobia San Sebastián 2017. Al menos, no con garantías de llegar en unas mínimas condiciones. Requiere un esfuerzo, un sacrificio y una exigencia importante, también tiempo, entrenamientos y mucho sentido común.

En las carreras de esta distancia todo depende de lo habituados que estemos a correr; los muy entrenados ya saben que hay que comenzar con una fase inicial de entrenamientos dirigidos a mejorar el fondo e ir adecuando el metabolismo.

Después una segunda fase de intensidad, donde incluiremos entrenamientos más intensos y, por último, una fase al máximo nivel donde alternaremos entrenamientos suaves con otras series de máxima exigencia buscando la mejora de calidad.

Sin embargo, para la gente menos acostumbrada lo importante es el entrenamiento de fondo, intensidades moderadas y tiempo creciente para poder hacer frente a la distancia de la Behobia San Sebastián 2017 con garantías de terminarla. Asimismo, es importante entrenar pero también descansar. No es mejor entrenar todos los días ya que el cuerpo asimila mejor las cargas –sobre todo al principio– cuando alternamos jornadas de entreno con otras de descanso. Asimismo, la intensidad ha de ser moderada.

Errores a evitar al preparar la Behobia San Sebastián 2017

El mejor consejo es no tener prisa, una carrera como la Behobia San Sebastián 2017 hay que prepararla en unos tres meses, así que ya deberíamos llevar más de un mes en ello. De hecho, uno de los fallos más comunes es ir al límite de nuestras posibilidades desde el principio, lo que hace que nos fatiguemos pronto y que en muchos casos se deje de correr.

En caso de tener alguna lesión antes de esta carrera, lo primero será saber de qué se trata, ir a un especialista en medicina deportiva que nos haga un correcto diagnóstico y nos asesore sobre las posibilidades reales de participar en la Behobia San Sebastián 2017. Si lo que tenemos es una sobrecarga, tras unos días de descenso de las cargas normalmente podremos retomar nuestros entrenamientos sin problemas. Dudas mayores plantean las tendinitis crónicas a las que no se consigue dar solución.

Importancia de ropa y calzado para runners

Lo primero es que el día de la prueba no se debe nunca, bajo ningún concepto, estrenar zapatillas o ropa,
ni aunque sean de la misma marca, número, modelo y color que usamos siempre. Es fundamental haberlas ‘rodado’ previamente en entrenamientos y ver que no nos dan problemas de ningún tipo.

Por lo demás, no hay que ir demasiado abrigados, aunque por la mañana haga frío, ya que corriendo se genera mucho calor.

Reconocimientos médicos, garantía de salud

Para facilitar esta necesaria puesta a punto, es aconsejable acudir a un centro especializado en medicina
deportiva para un completo reconocimiento médico deportivo con prueba de esfuerzo. Aportan ritmos e intensidades a las que debemos de ejercitarnos, entrenamientos concretos, asesoramiento sobre alimentación y otros factores a tener en cuenta.

Consejos de alimentación para corredores

Antes de la carrera es conveniente ser insistentes en la ingesta de líquidos para llegar en un estado óptimo. En carrera, ir hidratándonos con regularidad en los diferentes puntos de avituallamiento.

Los últimos días hacer una pequeña sobrecarga de hidratos de carbono acompañados de proteínas limpias y repetirlo la noche previa y en el desayuno, que ha de realizarse un par de horas antes de la prueba.

Prevenir daños en carrera

Calentar todos los días y estirar bien al terminar el entrenamiento. Evitar las sobrecargas absurdas. No se
necesita correr 20 km una semana antes para ‘saber que puedes hacerlos’.

Principales lesiones del corredor

  • Tobillos y rodillas
    Un mal entrenamiento provoca tendinitis, lesiones del cartílago o sobrecargas y derrames articulares.
  • Músculos de las piernas
    Hacer un buen calentamiento previo evita el riesgo de sufrir calambres, sobrecargas e incluso roturas fibrilares.

Pablo Aranda Medicina deportiva IMQ Clínica Zorrotzaurre Bilbao

Pablo Aranda
Médico especialista en Medicina deportiva de IMQ

+ No hay comentarios

Añadir uno