<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Niveles de colesterol bueno (no HDL) y malo, ¿cuál es la diferencia?

Niveles de colesterol bueno y malo
Dra. Leire Andraka
Especialista en Cardiología de Clínica IMQ Zorrotzaurre

Actualmente existe una gran cantidad de información poco fiable en torno al colesterol bueno y el colesterol malo, tan vinculados ambos a nuestro bienestar. Desde IMQ queremos aportarte datos veraces para que descubras, y sobre todo para que entiendas, cómo los niveles de colesterol bueno y malo podrían afectar a tu salud. 

Quizás no lo sepas, pero no todo el colesterol bueno es saludable, así como tampoco debemos alarmarnos en exceso si nos detectan colesterol malo por encima de los niveles recomendados. Por eso, desde la comprensión y el conocimiento, queremos que aprendas a cuidarte descubriendo de primera mano las diferencias entre el colesterol bueno y malo, así como las recomendaciones para mantenerlos a raya e incluso mejorar sus resultados. 

Diferencias entre colesterol bueno y colesterol malo

En cuanto nos hablan de colesterol, rápidamente lo relacionamos con algo negativo. Y aunque tener el colesterol no HDL alto supone un riesgo científicamente constatado para la salud, no debemos olvidar que el colesterol en sí mismo tiene numerosas atribuciones positivas para nuestro organismo. Por ejemplo:

  • En la formación de las células de nuestros órganos.
  • Como precursor en la síntesis de hormonas sexuales.
  • En la creación de cortisol.
  • En la producción de vitamina D y sales biliares.
  • En la digestión de las grasas.

Por lo tanto, cuando hablamos de colesterol bueno y colesterol malo, debemos saber que ambos cumplen funciones esenciales para nuestro organismo y que lo realmente perjudicial, en cualquier caso, será tener unos niveles de colesterol bueno y malo fuera de lo recomendable en términos de salud.

¿Cuál es el colesterol bueno y cuál el colesterol malo?

Todos sabemos que existen dos tipos de colesterol: el bueno y el malo. Sin embargo, sus nombres «científicos» y sus funciones naturales son aspectos que suelen generar confusión.

  • El colesterol HDL, conocido como colesterol bueno, es el que transporta el exceso de colesterol al hígado para que sea metabolizado y destruido.
  • El colesterol no HDL o colesterol LDL, conocido como colesterol malo, es el que acaba depositado en la pared de las arterias y forma placas, obstrucciones y otros problemas.

Colesterol malo (LDL): cómo se comporta

El colesterol malo son lipoproteínas de baja densidad conocidas por las siglas en inglés LDL (Low Density Lipoproteins). Éstas transportan gran parte del colesterol desde el hígado hasta el resto de tejidos y órganos. Por eso, si existe un exceso de este colesterol, pueden producirse placas en las arterías con el consiguiente riesgo cardiovascular que esto supone.

¿Qué pasa si tienes el colesterol malo alto?

Cuando las cifras de colesterol malo son muy elevadas, las dolencias que podemos sufrir son diversas y de distinta gravedad. Por eso, es importante conocer las consecuencias de tener un colesterol malo y elevado de forma permanente. El colesterol alto puede conducir a ateroesclerosis (estrechamiento y endurecimiento de las arterias) en toda la vasculatura. Esto puede llevar al desarrollo de enfermedad vascular cardiaca, que se puede presentar como infarto en el peor de los casos, infarto cerebral, claudicación intermitente, desarrollo de enfermedad renal, isquemia mesentérica... El riesgo de estas consecuencias aumenta si en el paciente se dan de forma conjunta hipertension, obesidad y diabetes.

Colesterol bueno (HDL): cómo se comporta

El colesterol bueno son lipoproteínas de alta densidad conocidas por las siglas en inglés HDL (High Density Lipoproteins). Estas retiran el colesterol de los tejidos y lo llevan hasta el hígado. Una vez allí es eliminado. Por eso se dice que es beneficioso poseer niveles relativamente altos de colesterol HDL, porque este nos protege de las temidas enfermedades cardiovasculares.

¿Qué pasa si tienes el colesterol bueno alto?

Al contrario de lo que se cree, tener niveles extremadamente altos de colesterol bueno puede conducir a una mayor probabilidad de padecer un ataque cardíaco. Sin ir más lejos, las personas que superan el umbral de los 90 mg/dL de colesterol HDL o bueno tienen un mayor riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

 ¿Qué pasa si tienes el colesterol bueno bajo?

Por lo general, un nivel bajo de colesterol HDL se relaciona con el síndrome metabólico, una serie de afecciones entre las que se incluyen:

  • Obesidad.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Niveles altos de azúcar en la sangre.

Se sabe que tener el colesterol bueno en niveles por debajo de lo recomendable también aumenta el riesgo de infarto.

¿Cuáles son los niveles normales de colesterol?

Estos son los niveles de colesterol bueno y malo a tener en cuenta en términos de salud:

  • Colesterol total, sumando el bueno y el malo: menos de 200 mg/dl. Por encima de 240 mg/dl, el riesgo de sufrir un infarto se duplica.
  • Colesterol HDL o colesterol bueno: superior a 35 mg/dl en el hombre y a 40 mg/dl en la mujer.
  • Colesterol LDL o colesterol malo: se considera normal si está por debajo de 116mg/dl y normal-alto de 116 a 130 mg/dl; en caso de asociarse más factores de riesgo cardiovascular se debe mantener por debajo de 100 y en caso de haber sufrido algún evento cardiovascular por debajo de 55.

Cómo mantener buenos niveles de colesterol malo (LDL) y colesterol bueno (HDL)

Lo más importante para tener unos buenos niveles de colesterol bueno y malo es mantener un estilo de vida saludable. Para ello, todos los expertos coinciden en seguir una rutina de buenos hábitos que podrían resumirse en la siguiente lista de recomendaciones y consejos para controlar el colesterol:

  1. Aumentar el consumo de verduras, hortalizas, frutas, legumbres, frutos secos, semillas, cereales integrales y aceite de oliva como grasa saludable.
  2. Consumir pescado azul al menos 3 veces por semana: salmón, sardina, trucha, caballa, jurel, anguila, arenque y atún.
  3. Conservar un peso saludable, ya que la obesidad incrementa el riesgo de sufrir desarreglos hormonales y descontrol en el metabolismo de los lípidos.
  4. Suprimir o reducir al máximo el consumo de grasas saturadas: bollería industrial, precocinados, congelados…
  5. Optar siempre por productos lácteos que sean desnatados.
  6. Evitar o limitar todo lo posible el consumo de alcohol, ya que eleva los niveles de colesterol en sangre. También el consumo de tabaco.
  7. Realizar ejercicio de manera regular.

Puntos clave a recordar sobre el colesterol

Llevar un estilo de vida saludable es esencial para controlar los niveles de colesterol y, en consecuencia, evitar enfermedades cardiovasculares. En el País Vasco nos encontramos ahora mismo por debajo de la media española, presentando el tercer mejor índice de mortalidad cardiovascular a nivel nacional en 2020. Y nos proponemos seguir mejorando esa cifra.

No dejes para mañana lo que puedas curar hoy. Empieza a cuidarte con estos consejos y opta por una vida saludable para mantener a raya tus niveles de colesterol bueno y malo. Y para todo lo que escape a tu control, como siempre, desde IMQ estaremos a tu lado.

Saber más sobre

Artículos relacionados

Eliminar las varices, cómo tratarlas y cuándo operarse
Las insuficiencia venosa crónica es una enfermedad que afecta hasta el 30% de los hombres y el 50% ...
Artículo 2 min
Síntomas y causas del colesterol alto: ¿cómo prevenirlo?
Las alteraciones del metabolismo relacionadas con los lípidos –conocidas como dislipemias y que ...
Artículo 3 min
Síntomas de infarto en mujeres
Todos conocemos el principal síntoma de infarto en hombres y mujeres: el dolor en el pecho que se ...
Artículo 3 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable