<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1740586279354097&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Skip to content

Síntomas y causas del colesterol alto: ¿cómo prevenirlo?

colesterol alto causas sintomas
Dra. Leire Andraka
Especialista en Cardiología de Clínica IMQ Zorrotzaurre

Las alteraciones del metabolismo relacionadas con los lípidos –conocidas como dislipemias y que incluyen el colesterol alto o los triglicéridos - son, junto con la hipertensión, la diabetes y el tabaquismo, uno de los principales factores que predisponen a padecer enfermedad cardiovascular. Dentro de este grupo es el colesterol alto o hipercolesterolemia la que más impacto tiene y su presencia es cada vez mayor. En el País Vasco se estima que aproximadamente el 20% de la población mayor de 18 años y el 40% de los pacientes en consultas ambulatorias presentan alguna alteración de este tipo. Por ello, en IMQ queremos compartir contigo las principales causas del colesterol alto y sus consecuencias, de modo que puedas detectar rápidamente sus síntomas y remediarlos.

Qué es el colesterol y por qué es malo tenerlo alto

El colesterol alto es una sustancia presente en nuestra sangre, necesaria para formar células sanas, que se transporta adherida a las proteínas; el conjunto del colesterol y las proteínas recibe el nombre de lipoproteína. Existen distintos tipos de colesterol:

  • Lipoproteína de baja densidad (LDL) o “colesterol malo”. Transporta partículas de colesterol que se acumulan en las paredes de las arterias, endureciéndolas y estrechándolas.
  • Lipoproteína de alta densidad (HDL) o “colesterol bueno”. Recoge el exceso de colesterol para devolverlo al hígado.

Aunque el colesterol alto no es un problema a corto plazo, si se mantiene durante mucho tiempo acelera el desarrollo de arteriosclerosis, un proceso degenerativo de las arterias asociado a la edad. La acumulación de depósitos grasos provoca un estrechamiento y endurecimiento de los conductos que llevan la sangre a los órganos, pudiendo obstruirlos por completo con graves consecuencias para nuestra salud cardiovascular, afectando al corazón (infartos) y al cerebro (ictus, apoplejía).

Causas del colesterol alto y factores de riesgo

En la elevación del llamado colesterol malo intervienen factores genéticos, aunque también influyen los ambientales y ciertos hábitos poco saludables que pueden remediarse. Pueden aumentar este riesgo:

  • La edad, ya que el hígado cada vez es menos capaz de eliminar el colesterol malo.
  • Tener sobrepeso - aunque las personas delgadas también deben vigilar su colesterol –, con un índice de masa corporal superior a 30.
  • La inactividad física. El ejercicio contribuye a aumentar el colesterol bueno.
  • Una dieta inadecuada, con un exceso de grasas saturadas o alimentos con alto contenido de colesterol (como los productos lácteos o la carne roja).
  • El tabaquismo, ya que daña las paredes de los vasos sanguíneos, haciéndolos más propensos a acumular grasa, y reduce el colesterol bueno.
  • La diabetes, puesto que un alto nivel de azúcar comporta niveles superiores de colesterol de muy baja densidad (VLDL).

En otras ocasiones, la dislipemia es provocada por enfermedades hepáticas, endocrinas, renales o por la toma de ciertos fármacos.

Síntomas del colesterol alto y posibles complicaciones

A pesar de la creencia de que la hipercolesterolemia produce dolor de cabeza o mareos, en realidad el colesterol alto no ocasiona ningún síntoma, lo que en sí mismo aumenta su peligrosidad.

La excesiva acumulación de colesterol en las paredes de las arterias puede reducir el flujo sanguíneo por medio de las arterias, lo cual puede implicar distintas complicaciones.

  • Dolor en el pecho (angina de pecho), cuando se ven afectadas las arterias encargadas de suministrar sangre al corazón.
  • Ataque cardíaco: si las plaquetas se rompen, puede generarse un coágulo sanguíneo que obstruya el flujo sanguíneo o tapone una arteria.
  • Accidente cardiovascular, cuando se bloquea el flujo a una parte del cerebro.

Para intentar prevenir su aparición en personas con probabilidad de padecer patología coronaria, se recomienda someterse entre los 35 y 40 años a una serie de pruebas, conocidas como perfil lipídico. Se deben seguir controles médicos periódicos, dependiendo de la presencia o no de otros factores de riesgo y de la existencia de enfermedades del aparato circulatorio.

¿Cómo prevenir el colesterol alto?

La prevención y el tratamiento del colesterol alto requieren un cambio en el estilo de vida:

  • Alimentación sana. Una dieta equilibrada y variada debe primar el consumo de frutas, verduras y pescado en detrimento de las grasas, limitándolas a un 25-30% con mayor presencia de las insaturadas –vegetales– frente a las saturadas –de origen animal–. En caso de hipercolesterolemia, estas últimas no deben representar en la dieta más del 7%.
  • Reducir la ingesta de alcohol.
  • Dejar de fumar.
  • Mantener el estrés controlado.
  • Evitar el exceso de peso.
  • Realizar ejercicio físico

Si quieres ahondar en las medidas que te permitirán mejorar tu salud, te recomendamos nuestra entrada: consejos para bajar el colesterol.

¿Cómo prevenir el colesterol alto?

Actualmente, gran cantidad de alimentos funcionales y suplementos dietéticos se promocionan como productos beneficiosos para estos trastornos. Los fitoesteroles y etanoles, moléculas con estructura análoga al colesterol provenientes del reino vegetal, bloquean la absorción intestinal y se encuentran de forma natural en aceites de maíz, girasol y soja, y en menor cantidad en verduras y frutas frescas. Su consumo en cantidad de 1-2 gramos al día disminuye el colesterol y están presentes en el mercado a través de numerosos productos –sobre todo lácteos enriquecidos con ellos–, si bien no se recomienda su ingesta preventiva en personas con colesterol normal.

Cuándo debes consultar al médico

Los niños y adultos jóvenes que no presentan factores de riesgo de enfermedad cardíaca suelen realizarse una primera prueba entre los 9 y los 11 años y una segunda entre los 17 y los 19. Una vez adentrados en la etapa adulta, se recomienda repetir la prueba cada cinco años.

En caso de que los resultados no se encuentren dentro de los parámetros aceptables, de presentar antecedentes familiares, de enfermedad cardíaca o cualquier otro de los factores de riesgo mencionados en este post, probablemente tu médico te recomiende un seguimiento más frecuente.

Saber más sobre

Artículos relacionados

Cuándo operar las cataratas
La cirugía de cataratas es la intervención quirúrgica más practicada y, quien más quien menos, ...
Artículo 2 min
Colposcopia: qué es, para qué sirve y cómo prepararse
¿Has oído alguna vez hablar a tu ginecólogo o médico de cabecera de la colposcopia? ¿Sabes en qué ...
Artículo 3 min
¿La prediabetes se cura? Tratamientos para evitar la diabetes
¿Sabías que 9 de cada 10 personas que padecen prediabetes no saben que la tienen? A pesar de que ...
Artículo 2 min

Guías y recursos

Consejos para cuidar tu salud dental
Guía con los 10 consejos principales para cuidar nuestra salud dental.
Guía descargable
Aspectos a tener en cuenta para elegir tu seguro médico
Cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para elegir tu seguro médico privado.
Guía descargable
Plan de entrenamiento para corredores
La guía perfecta para alcanzar todas las metas que te propongas como runner.
Guía descargable